Un producto sin goles

Los clubes de futbol desperdician su potencial y dependen demasiado de la Selección Mexicana.
Marco Núñez

La Selección nacional no sólo es el producto estrella de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), sino un fuerte sustento de los ingresos de los equipos de la primera división. Esta dependencia deja al futbol mexicano en la banca, porque los clubes no están preparados para generar nuevas experiencias de marca debido a su falta de profesionalización y malas administraciones, dice Luis Felipe Noriega, director general de la Escuela de Estudios Universitarios Real Madrid-México.

- Para muestra basta un botón. Entre 2006 y 2010, el equipo tricolor generó ingresos por 550 millones de dólares (MDD), de los cuales 20% fue para los 18 equipos de la primera división, con lo cual cada equipo recibió más de 6 MDD, según un estudio de la consultora en deportes CID. Además, la FIFA recompensó con 1.17 MDD a los clubes mexicanos que cedieron jugadores a la Copa del Mundo Sudáfrica 2010.

- “La selección es un producto que no pasa de moda, deja las mejores ganancias y se reinventa día a día gracias a una calendarización que la hace un producto muy jugoso”, dice Héctor Quispe, director de CID Consultoría.

- Por esta dependencia, opina Noriega, se están perdiendo grandes áreas de oportunidad, como aumentar la inversión en la mejora de los estadios para atraer a más aficionados y la independencia de las televisoras para una repartición más equitativa de las ganancias por derechos de transmisión. “En México, los dueños de equipos están cerrados a nuevas ideas para mejorar el producto”, dice Víctor Alvarado, director de tecnología y social media de Invicto. Los equipos –agrega Alvarado– no reinvierten sus ganancias y todo va a la nómina.

- Los equipos de la primera división distribuyen sus ingresos en 33% por derechos de televisión, 30% por patrocinios en uniformes, 20% en publicidad y el resto (17%) en la taquilla, dice Javier Salinas, director de Mercadotecnia de la Femexfut. “Ésa es la razón –dice Alvarado– por la que los equipos se pueden dar el lujo de tener los estadios vacíos”.

Ahora ve
Las saudíes esperan con ansias junio de 2018 para su nueva revolución
No te pierdas
×