Un río de placer

-

Aproximadamente a media hora de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, y enclavado en un paisaje casi virgen, se encuentra un spa conocido como Río Caliente. El lugar es frecuentado por gente de todo el mundo, que viene no sólo a disfrutar de unas peculiares vacaciones, sino también a beneficiarse de los poderes curativos de las aguas templadas del lugar (un secreto muy bien guardado por los indios huicholes durante muchos años).

-

Además de contar con instalaciones que se integran al entorno natural, como las rocas adaptadas especialmente para los baños –siguiendo un rito ancestral–, el spa ofrece servicios de masajes, reflexología, baños de barro y un sinfín de atenciones destinadas a la renovación física y ¿por qué no? espiritual. Ahora que si el ánimo lo demanda, también es posible escalar rocas o bien practicar equitación en los alrededores.

-

Pero más allá de estos apapachos, lo que da un toque original a Río Caliente son sus cursos de Tantra, un tipo de terapia sexual basado en ciertos principios de yoga, cuyo fin es mejorar la comunicación y el entendimiento sexual de la pareja. Dirigidos por Charles y Caroline Muir, autores del libro Tantra: the art of conscious loving, los seminarios son, para muchos, el complemento perfecto para consentirse integralmente.

Ahora ve
Los cinco multimillonarios que donaron más dinero en 2016
No te pierdas
×