Un tren para LG

LG Electronics invertirá $1,300 MDD en Reynosa, mientras espera un ferrocarril que el presidente le
Andrés Piedragil Gálvez

A Michael Ahn, presidente y CEO de LG Electronics América, le encantaría -ver un tren. Específicamente, un ferrocarril que llegue hasta la ciudad de -Reynosa, Tamaulipas, entidad donde la firma coreana estableció una de sus -cuatro plantas de producción en México (las otras instalaciones se ubican en -Mexicali, Gómez Palacio y Monterrey).

- El presidente Vicente Fox conoce el deseo del ejecutivo coreano (el -responsable de las operaciones de LG en la zona norte de América). El año -pasado, durante un encuentro con el mandatario en la sede de Reynosa, Ahn -expresó su anhelo ferroviario. La solicitud, recuerda el directivo, se formuló -en términos que difícilmente podrían malinterpretarse: “Señor presidente, -por favor, construya una terminal de trenes aquí”.

- Los meses han transcurrido y la petición del ejecutivo de LG permanece en el -reino de la ilusión. “Seguimos esperando una respuesta, no los planos del -proyecto, por lo menos una contestación”, comenta Ahn –divertido, pero sin -reproche ni ironía, honrando el carácter cordial y ecuánime que distingue a -muchos empresarios asiáticos–. El directivo de LG no está obsesionado con -las máquinas que viajan sobre rieles. Su interés en contar con una base -ferroviaria en Reynosa, nada tiene que ver con el ánimo nostálgico que logran -despertar los trenes. En el quid de su solicitud radica un asunto mucho más -trascendente: las tareas pendientes de México en su ruta hacia la productividad -económica.

- Tren de incierto recorrido
-
¿Qué gana LG con una estación de tren en Tamaulipas? Para Michael Ahn, la -pregunta tiene respuestas muy sencillas y contundentes: eficiencia en la -operación de la planta, mejores condiciones para realizar negocios desde -México, pura y llana productividad. “Actualmente utilizamos camiones en el -proceso de logística, lo que representa un procedimiento más caro y más lento”, -afirma el directivo durante una breve visita al país.

- Así, desde el punto de vista de la organización coreana, una simple -estación ferroviaria –que parecería un factor de mediana importancia frente -a elementos como mano de obra, capacitación, seguridad, incentivos fiscales, -etcétera– ya marcaría un paso muy importante en la dirección correcta.

- El colocar esos deseados rieles no significará que el paraíso productivo ya -está cerca. Las carencias que se manifiestan en Reynosa, según Ahn, no son muy -distintas a las que padecen otras regiones del territorio mexicano: la -estructura necesaria para desarrollar negocios aún resulta insuficiente. “Hay -infraestructura. Si no existiera, la compañía no hubiera establecido bases de -operación aquí. Pero la realidad es que aún hay mucho por hacer. Faltan -apoyos gubernamentales, mayores inversiones, un soporte social más amplio”, -afirma el directivo de LG.

- Y a pesar de todo, Michael Ahn no pierde la esperanza. Gracias a experiencias -recientes, un tanto impulsadas por circunstancias especiales, el directivo -coreano ha confirmado que México, a pesar de sus limitaciones en -infraestructura, posee una buena base logística que facilitaría la -construcción de un entorno de negocios más eficiente.

- Recientemente, una estación de televisión anunció que la compañía -traería a México más líneas de productos para su producción local, noticia -que LG desmintió, pues no es un plan que esté en marcha.

- Ante las estrictas medidas de seguridad que ha impuesto el gobierno -estadounidense, LG decidió modificar su ruta marítima para importar -componentes (es decir, los ingredientes tecnológicos que utiliza para fabricar -sus productos). La firma asiática dijo adiós al muelle californiano de Long -Beach, y ahora importa sus componentes a través de las aguas de Manzanillo, -Colima.

- En el proceso, LG descubrió que la industria mexicana de logística muestra -un nivel de desarrollo significativo, prácticamente inesperado. Las opiniones -de Ahn, con respecto al sector logístico de México, sugieren que la empresa -coreana está gratamente sorprendida.

- El CEO para América observa una gran oportunidad para México en el ámbito -de los componentes, la cual podría beneficiarse de la plataforma logística ya -disponible en el país.

- “Ya no basta con terminar el producto. Para ser verdaderamente -competitivas, las empresas de electrónica y tecnología deben fabricar la mayor -parte de sus componentes (con sus propios recursos y medios, sin depender -demasiado de proveedores externos). La otra opción, manufacturar equipos con -base en elementos importados, está dejando de ser una alternativa rentable. En -nuestro sector, las compañías que logren desarrollar una industria de -componentes serán las triunfadoras”, afirma el directivo coreano.

- Así sería la fantasía de Ahn: que cada una de sus plantas de manufactura -en México –donde fabrica televisores y refrigeradores, entre otros productos– -esté rodeada por otras instalaciones de la firma que se encarguen de abastecer -los componentes necesarios (LG manufactura buena parte de sus componentes, e -incluso los que utilizan otros proveedores).

- El regreso a la realidad ocurre en segundos. Para que semejante fantasía -logre materializarse en la realidad, reconoce Ahn, muchas cosas tendrían que -cambiar en el territorio mexicano. Un sector logístico eficiente no bastará: -habrá que realizar mejoras sustanciales en infraestructura, generar mayores -inversiones, aumentar los apoyos por parte de las autoridades estatales y -federales, y mejorar el nivel del recurso de ingeniería disponible en México.

- Como si se resignara a no ver realizado su sueño, Michael Ahn sonríe -forzadamente –algunos notan un gran suspiro– y dice: “Si las condiciones -fueran distintas, seguramente fabricaríamos muchos componentes en México”.

- Una vía con potencial
-
Como encargado principal de las operaciones norteamericanas de LG -Electronics (lo que implica velar por tres marcas que la firma coreana -comercializa en la zona: LG, Zenith y Goldstar), Michael Ahn sabe que México -desempeña un papel importante en su agenda. La mayor parte de los productos que -se fabrican en las plantas mexicanas termina en los aparadores de Estados -Unidos, Canadá y México.

- Hasta el momento, el directivo está complacido con los resultados obtenidos -en su área de responsabilidad. El año pasado, la región de América del Norte -facturó $10,000 millones de dólares, prácticamente la tercera parte de las -ventas generadas por LG en 2004. En el ámbito mundial, la corporación coreana -registró, el año pasado, ventas por $31,000 millones de dólares. En México, -durante el mismo periodo, la empresa vendió alrededor de $600 millones de -dólares.

- Sin embargo, Ahn –quien resta importancia al hecho de que México y Japón -han firmado un acuerdo de libre comercio– tiene nuevos planes para la región -a su cargo. El diseño de productos ahora tendrá que apegarse a un principio -diferente: el de la convergencia, es decir, el de la combinación de múltiples -servicios –información, entretenimiento, comunicación, aplicaciones -especializadas– en un solo dispositivo.

- En ese terreno, la organización coreana ya avanzó un trecho. Basta recordar -algunos de sus lanzamientos recientes: microondas y refrigeradores con acceso a -internet, teléfonos celulares con cámara fotográfica integrada –e incluso -con capacidad para recibir señal de radio o reproducir archivos MP3–, -lavadoras web enabled, entre otros productos. Aun así, Ahn asegura que -los consumidores todavía no conocen lo que es un despliegue total de -convergencia. “2005 será el año de despegue de la convergencia”, dice -categóricamente.

- Y aunque otros fabricantes –como Sony o Samsung– ya preparan su armamento -“plenamente convergente”, el CEO de LG Electronics América confía -plenamente en el desempeño de su organización. En su opinión, la -diversificación tecnológica de LG, respaldada por grandes esfuerzos en -Investigación y Desarrollo en las distintas áreas, representa una ventaja -difícil de igualar. “Tenemos iniciativas en distintos campos: -telecomunicaciones, cómputo, video, audio, tecnología óptica. Combinar estas -soluciones es algo que podemos hacer fácilmente”, afirma.

- Y el ejecutivo coreano no es modesto en ese sentido: “En el tema de la -convergencia, LG va adelante de cualquier otra compañía”. Habrá que ver si -la confianza del directivo se ratifica en la realidad del mercado. Mientras -tanto, Michael Ahn continuará vigilando las operaciones norteamericanas de LG y -seguirá esperado su tren, uno que avance en dirección de la planta de Reynosa, -Tamaulipas.

Newsletter
Ahora ve
“Se ve progreso en las variaciones mensuales de inflación”: Carstens
No te pierdas