Una eterna enemistad

-

La recomendación es, absolutamente, que nadie que ame el teatro debe perderse Molière , la última puesta de Sabina Berman. Para no hacerlo, compre sus boletos en Ticketmaster (aunque le salgan un poquito más caros), o llegue muy pero muy temprano al Julio Castillo. Ahí disfrutará de una obra deliciosa, por su factura dramática, por su excelente dirección (a cargo de Antonio Serrano), por su humor y por la solidez de su equipo de actores; entre los que destaca –como siempre– Mario Iván Martínez.

-

El meollo de esta aventura dramática es la eterna enemistad entre la comedia y la tragedia que, como dice la misma autora, “son mucho más que dos géneros del drama. Son dos actitudes ante el mundo, dos maneras de ver, de sentir y de pensar”. Y para encarnar en la vida del teatro este tema universal, se elige a dos gigantes, dos ejemplares puros de la comedia (Molière) y de la tragedia (Racine) que, por añadidura, convivieron en el mismo momento histórico, la Francia de Luis XIV .

-

Ahora ve
El candidato de Trump a la DEA se retira tras escándalo de opioides
No te pierdas
×