Una lección de estética

-

Miles de pesos le costó a Héctor Falcón (DF, 1972) su más reciente performance plástico, en el que lo más barato resultó ser la cuota del gimnasio. El evento consistió en aumentar la masa muscular con el fin de cuestionar el concepto de belleza masculina que hoy se presume en Occidente.

- -

Lo sorprendente es que el actor cumplió su propósito en siete semanas. Falcón ingirió en 49 días la cantidad de esteroides que un fisicoculturista se inyecta y toma en más de tres años: Adrionol (testosterona); Equi-Gan y Norandren 50 (dos esteroides para animales); y Clembuterol (un fatburner).

- -

Además, diariamente consumió porciones excesivas de seis complementos proteínicos y devoró en dicho lapso 966 claras de huevo y 152 latas de atún.

- -

Pues sí, Héctor se puso como los de Sólo para mujeres, aunque una vez logrado su objetivo ha empezado a parecerse al amable gordito que era antes del proyecto, sólo que más pelón.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Si usted desea mayor documentación sobre esta propuesta plástica –que más parece de Ripley o un récord Guinness–, la conseguirá en la Galería Enrique Guerrero (Horacio 1549-A, Polanco, ciudad de México); allí también encontrará información sobre los estragos físicos que puede acarrear una aventura "estética" como esta: varios tipos de cáncer, agresividad extrema, calvicie y un largo etcétera.

-

Ahora ve
Justin Bieber golpeó a un fotógrafo con su camioneta
No te pierdas
×