Una marca que se globaliza

La ciudad Catalana se remodela para figurar en el mapa de las urbes europeas más importantes. Sólo
Elia Parra D.

Barcelona es la tercera metrópoli que más se ha globalizado en la última década en la Europa comunitaria, y se espera que sea una de las cinco con mayor crecimiento económico en el continente entre 1996 y el 2002.

-

El desempeño logrado hasta ahora es una evidencia de que la interacción entre los sectores público y privado da sus frutos. Pero para poder decir que el proyecto “Barcelona”, lanzado con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992 está sólidamente posicionado faltarían superar dos obstáculos: el nacionalismo de la Comunidad Autónoma de Cataluña, que podría retardar su inserción económica en la Unión Europea (UE), y el desempleo, un flagelo para el crecimiento económico.

-

El gobierno socialista de esta ciudad catalana trata de salir al paso de este último problema apoyado en Barcelona Activa (BA), una empresa municipal que desde hace 13 años promueve, al lado de la iniciativa privada, actividades generadoras de empleo.

-

Con el pretexto de las Olimpiadas la ciudad fue dividida en cuatro grandes zonas a fin de procurar el crecimiento de cada una de ellas. Se construyeron grandes vialidades y torres de telecomunicaciones, se amplió la terminal aérea, se creó una red de hoteles –que duplicó en seis años la capacidad turística– y se abrió la ciudad al mar con la instalación de playas en lugares donde antes habían edificaciones portuarias inutilizadas.

-

Este trabajo de remodelación urbana no ha terminado. El Foro Universal de las Culturas, a realizarse en el 2004, permitirá terminar el diseño de la ciudad para el nuevo siglo, de acuerdo con autoridades locales. Se reordenará nuevamente el aeropuerto para aumentar su capacidad de atención a pasajeros, se creará una zona para actividades logísticas, se construirá una terminal para el tren de alta velocidad procedente de Madrid y el resto de Europa, se descontaminarán los dos grandes ríos que circundan la ciudad y se buscará adecuar la infraestructura del transporte que vincula a esta ciudad con el resto de Cataluña.

-

El nacionalismo catalán podría, sin embargo, entorpecer la apuesta por la globalización, si no trasciende sus propios límites, advierten Maravillas Rojo, regidora y presidenta de BA, y el director general de ésta, Oriol Balaguer. “Durante el franquismo –explica Balaguer–, el catalán era una lengua prohibida. La llegada de la democracia fue necesaria para restablecer cierto equilibrio.” Pero ahora, agrega, hace falta abrir las fronteras culturales para evitar el riesgo del provincianismo.

-

La identidad de un pueblo es compatible con la globalización, opina Rojo. “Es preciso reconocer tu barrio para conocer tu ciudad, tu país y después Europa y el resto del mundo. Es difícil sentirse parte de la globalización si no te sientes también parte de algo más próximo”. En todo caso, añade, hoy la identidad debe servir para sumarse a otras, creando redes políticas, económicas y sociales. “La UE, que ya es un hecho desde el punto de vista monetario, y muy pronto también económico, se basa en la diversidad de identidades. Creo que la Europa de las ciudades avanzará porque ellas representan esa identidad de la proximidad.”

-

Saludable complicidad
Barcelona es atractiva para los negocios: concentra entre 20 y 25% de la inversión extranjera que recibe España –y si sólo se considera la inversión en industria el porcentaje se eleva a casi 40–; son 2,500 las empresas foráneas, entre ellas las japonesas Nissan y Sony, que la han elegido como centro de operaciones y de distribución para el sur de Europa; concentra 60% de la producción agroalimentaria del país, que representa 10% del Producto Interno Bruto (PIB), y ahí se localizan las principales empresas de alimentos. Es la segunda plaza financiera; en su centro bursátil se realizan más de 20% de las operaciones de España; entre los mercados de futuros y de renta fija se ubica en el cuarto lugar de la clasificación europea El aeropuerto, que en los últimos siete años ha multiplicado por 2.3 el número de pasajeros en tránsito, registra uno de los mayores crecimientos en Europa; con el puerto ocurre algo parecido: el movimiento de contenedores ha crecido en 2.5 veces y se encuentra entre los 10 primeros en el continente. Barcelona es, además, la ciudad europea con mejor oferta inmobiliaria y urbanística, tanto en calidad, como en variedad y precio.

-

También destaca como centro de enseñanza, con cinco universidades de primer nivel que captan una gran cantidad de estudiantes europeos, latinoamericanos y africanos, y varias escuelas de negocios consideradas entre las más prestigiadas del mundo.

-

Las finanzas públicas locales registran mejoras dignas de consideración. Además de tener superávit, la deuda adquirida para la organización de las Olimpiadas se reduce paulatinamente y, según Rojo, se invierten “más de 40,000 millones de pesetas anuales ($267 millones de dólares) para elevar la calidad de vida de la población. Creo que ahora en España no hay ninguna administración que haga estas tres cosas (superávit, reducción de deuda e inversión) simultáneamente”. En los últimos ocho años, el Índice de Capacidad Económica Familiar (ICEF) ha pasado de 100 a 150, “pero además se ha homogeneizado, reduciéndose la distancia entre los (índices) muy altos y muy bajos, y engrosando los ICEF intermedios”.

-

El desarrollo implica gastos sustanciales, que en buena medida son absorbidos por el sector empresarial. Desde hace años hay una suerte de complicidad entre la administración pública y la iniciativa privada, dice la entrevistada, en la que los empresarios se comprometen “a financiar proyectos que en definitiva también los beneficia de manera importante”. La administración socialista no sólo no tiene pudores a este respecto, sino que considera coherente esta colaboración con la transformación de las propuestas progresistas en el mundo.

-

Rojo advierte que una vez resueltas las necesidades fundamentales en el país –gratuidad y modernización de la salud y educación públicas, ampliación en la cobertura de las pensiones y del seguro de desempleo y modernización del Estado–, “obras todas de la administración de Felipe González”, los gobiernos socialistas “tienen que trabajar para que haya desarrollo económico, pero sobre todo progreso, y esto implica abrirse a la innovación y a actividades económicas que beneficien a todos, con más fuentes de trabajo, mayor bienestar en distintos ámbitos y más participación. Con todo esto se logra la cohesión social, la convivencia y la pluralidad”.

-

Barcelona “es un modelo de participación”, asegura la funcionaria, con unas 30 entidades –consejos de las personas mayores, de las mujeres, de la juventud y para asuntos económico-sociales, entre otros– que debaten y deciden sobre lo que consideran más conveniente para la ciudad.

-

Rojo también invita a la demolición de estereotipos. “No se puede identificar mecánicamente a la gestión pública con la burocracia y el fracaso, y a la privada, con eficiencia y éxito; no siempre es así”. Una manera de evitar esta visión, dice, es analizar cada caso en su contexto y determinar cuándo la cooperación sirve efectivamente para cubrir las necesidades de la mayoría de la población. Un renglón en el que esta colaboración ha mostrado su utilidad es, precisamente, el combate al desempleo.

-

ba trabaja en torno a tres líneas de acción, articuladas alrededor del Servicio para el Empleo: promover y apoyar a nuevas empresas, contribuir a la mejora competitiva de las pequeñas y medianas compañías e impulsar su acceso al empleo. A través de información y orientación, así como de diversos cursos de formación, BA busca facilitar a los cesados su colocación en un nuevo empleo y, a los que ya lo tienen, mejorar su posición en el mercado laboral. Apoya también el trabajo femenil, para lo cual cuenta con la colaboración de 30 grandes empresas locales. Quienes tienen una idea de negocio son, a su vez, respaldados por el Servicio de Atención a los Emprendedores, que los apoya hasta que esa idea se convierte en un proyecto viable. Los viveros de empresas, físicos y virtuales, son los instrumentos para lograr este propósito.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Muchos de estos programas y servicios del ayuntamiento barcelonés –pionero en aplicar las recomendaciones de la UE relativas a políticas locales de promoción del empleo– son cofinanciados por el Fondo Social Europeo (FSE) y el Fondo Europeo para el Desarrollo Regional (FEDER), y sus experiencias se extienden a ciudades de otros países, como Casablanca, en Marruecos; Santiago, en Chile, y Rosario, en Argentina.

Ahora ve
¿Te imaginas que te pagaran por irte a trabajar en bicicleta eléctrica?
No te pierdas
×