Una oportunidad que México no debe perd

La posibilidad de aprobar una reforma laboral este año podría ofrecer a los jóvenes la posibilida
Armando Regil Velasco

La reforma laboral está cerca, quizá más de lo que muchos se imaginan. ¿Por qué es tan importante para México? La respuesta es muy simple, porque, cada día, millones de mexicanos aspiran a mejorar su calidad de vida y para ello es necesario crear las condiciones que permitan que esto suceda.

- La Ley Federal del Trabajo (LFT) vigente data de 1970. México es un país muy distinto al de hace 40 años. En aquel entonces, solamente 29% de la población era económicamente activa (14 de los 48 millones de mexicanos) comparada con el 58% de la actualidad (65 de más de 112 millones de mexicanos).

- Esta ley tiene que cambiar y somos los ciudadanos quienes podemos hacer que así suceda. No necesitamos más leyes ni regulaciones, simplemente requerimos mayor libertad. Generar las condiciones para que la creatividad y el trabajo de cada mexicano se conviertan en motor de desarrollo.

- Es sorprendente que en todas las propuestas para reformar la LFT (332 iniciativas en los últimos 12 años) no ha existido la participación de los ciudadanos y mucho menos de los jóvenes. Por ello, decidimos no quedarnos con los brazos cruzados e hicimos un análisis sobre las propuestas de los distintos partidos políticos buscando una reforma en la que todos ganemos. Elaboramos una propuesta y la presentamos ante la Comisión de Trabajo y Previsión Social en la Cámara de Diputados. Ésta es la primera vez que una organización de jóvenes, el Instituto de Pensamiento Estratégico Ágora (IPEA), reabre el debate poniendo sobre la mesa un tema tan importante.

- ¿Qué queremos los jóvenes con esta reforma? La respuesta es simple. Que los incentivos correctos estén en el lugar adecuado para generar las condiciones que permitan la creación de más empleos y un desarrollo integral del entorno laboral. La reforma debe favorecer la productividad de las empresas e impulsar la competitividad del país. Debe modernizar la procuración y la impartición de justicia laboral para que los juicios sean más sencillos y rápidos. Queremos que, al generarse más empleos, los jóvenes y las mujeres se puedan incorporar al mercado de trabajo con mayor facilidad y que se incrementen sus capacidades y habilidades para tener un mejor desempeño.

- Esta reforma debe caracterizarse por promover la equidad de género, la inclusión y la no discriminación en las relaciones laborales, así como fortalecer la transparencia y la democracia sindical y las facultades normativas, de vigilancia y sancionadoras de las autoridades del trabajo.

- De aprobarse la reforma ganaremos todos, empleados, patrones y, por supuesto, los jóvenes. De lo contrario, seremos los más perjudicados, pues cargaremos con el peso de una ley ineficiente que en lugar de oportunidades genera obstáculos. El costo de no pasar esta reforma implicaría el estancamiento de México y la pérdida de enormes oportunidades para lograr el crecimiento que aún no hemos alcanzado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Estamos demostrando que nuestra generación es parte activa del cambio, no simplemente espectadora; que nada está predeterminado y que cuando nos proponemos hacer la diferencia, la voluntad se convierte en nuestra mayor fortaleza. Si tomamos la decisión correcta, estaremos haciendo la mejor inversión en capital humano para que México se convierta en el país libre, solidario y próspero en el que queremos vivir.

- El autor es presidente fundador del Instituto de Pensamiento Estratégico Ágora (IPEA), primer think tank de jóvenes mexicanos emprendedores.
Comentarios: opinion@expansion.com.mx

Ahora ve
Cinco consejos para viajar aunque no tengas mucho dinero
No te pierdas
×