Una propuesta antipática

La iniciativa de Axtel y Maxcom para cambiar el sistema de cobro de acceso a internet a los usuarios
Verónica Ortíz

La discusión sobre el acceso a internet nuevamente vuelve a la agenda del sector de telecomunicaciones. Cambiar la facturación por llamada a un esquema que contabilice el tiempo de conexión es un peligro para los usuarios, pero una fuente de recursos para las telefónicas. ¿Quién ganará?

- -

Hoy un usuario que ingresa a la Red vía marcación telefónica (dial up) paga una tarifa a su proveedor de acceso a internet (ISP, por sus siglas en inglés) por este servicio, y además desembolsa a su compañía telefónica la llamada por cada conexión a la web a través de la renta mensual de su línea, que incluye un número de llamadas locales, más las adicionales, si las hubiere (cuyo costo es de $1.48 por cada una). Ya sea de tres minutos o tres horas, por cualquier llamada se cubre lo mismo sin importar su duración, porque se registra como un evento.

- -

Hace un mes, las compañías Axtel y Maxcom hicieron pública su intención de modificar este esquema y cobrar su servicio telefónico local por bloques de 15 minutos a quienes se conectan a la Red.

- -

De acuerdo con la consultora Select-IDC, la media nacional de conexión dial up es de 162 minutos por enlace; esto es, aproximadamente, 11 bloques de 15 minutos. Si se facturara de esta manera, cada una de esas conexiones promedio a internet costaría $16.28 pesos (tomando el costo por minuto de las llamadas telefónicas adicionales, de $1,48 pesos). Suponiendo que el usuario se conecta unas cinco veces por semana, el monto que erogaría sería de $325 pesos al mes –más el IVA–, una cantidad adicional a la renta mensual de la línea telefónica y del ISP.

- -

¿Cuáles fueron los argumentos que Axtel y Maxcom esgrimieron para lanzar dicha propuesta? La necesidad de obtener recursos para actualizar la infraestructura de redes de telecomunicaciones, que sufren de una saturación de tráfico a causa, justamente, de los usuarios de internet. Además, su intención es acabar con lo que llaman un subsidio de las telefónicas a los cibernautas que pagan por evento y no por tiempo.

- -

Para Select-IDC y Netvalue, otra consultora, el nuevo esquema traería aparejada una serie de consecuencias. Habría una caída significativa en la demanda del servicio debido a que el usuario reduciría las horas que destina para navegar en internet, por el factor dinero. Así, el cibernauta se volvería más selectivo en el contenido y más exigente en la calidad de servicio. También se registraría una disminución de visitas a algunos negocios en línea y se frenaría el proceso de masificación del servicio.

- -

El trasfondo de esta problemática tiene, sin embargo, mucho más que revelar.

- -

La saturación

- -

Independientemente de que la propuesta de las dos telefónicas no se concretó –nunca llegó de manera formal a la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel)–, ambas quieren llevar a la discusión el tema de la saturación en la Red.

- -

Un estudio realizado por IDC (matriz de Select-IDC) revela que México gastó poco más de $16 millones de dólares en el desarrollo de tecnologías de información y comunicaciones durante 1999. Los consultores estiman que las inversiones referidas a este sector son muy bajas en el país.

- -

Daniel Pineda, gerente de proyectos en Telecomunicaciones Corporativas, explica que los datos ocupan una mínima parte de la red telefónica por la que transitan. "El problema es que la troncal está ocupada [cuando hay conexión a internet] y no la puede usar nadie más. Las telefónicas tendrían que construir una red especial para datos y utilizar un prefijo que de manera inmediata desvíe la llamada a dicha red."

- -

Javier Matuk, fundador de Spin, uno de los primeros ISP en México, piensa que la saturación en la red telefónica es producto de la mala planeación, y que ninguna telefónica puede usar como pretexto que le subsidia al usuario el costo de una llamada para ocultar sus fallas. "El hecho de que yo sea una telefónica y no considere que en mi red habrá una mezcla de voz y datos significa que voy por mal camino. Entonces, como telefónica ¿a qué me dedico? ¿En qué quiero ser experto?"

- -

Desde sus orígenes, Avantel consideró dos mallas: una exclusiva para internet y otra para telefonía. Óscar Rodríguez, su director general, afirma que las redes en México no están saturadas –aunque también cree que las inversiones en infraestructura han sido limitadas–. Además, sostiene que existe la tecnología para aumentar el potencial del servicio, pero que no todas las telefónicas están dispuestas a invertir para ofrecer una alta calidad. "Cuando analizas todo el contexto de internet, es ‘poquitero’ estarse preocupando en cobrar por cada 15 minutos. Eso muestra un gran desconocimiento de lo que es internet y de su potencial."

- -

En definitiva, propuestas de este tipo generan descontento en el usuario final. Rodríguez es contundente: "Cobrarte más por la misma mugre, ¿por qué? Todavía si se ofrecieran mayor velocidad de conexión, calidad en el servicio o mejores contenidos, bueno."

-

Ahora ve
No te pierdas