Una PYME con chispa

En menos de dos años, Nocturna automatizó su forma de hacer las velas.
Roberto Campa Z.

Nocturna, una pequeña fabricante de velas de agua y arreglos florales de gel, se vio obligada a dejar sus procesos tradicionales de producción y automatizarlos en su totalidad. Esto le llevó 18 meses. Ésa era la opción o perdían la oportunidad para exportar a 65 ciudades de Estados Unidos y Canadá. Nocturna es de las pocas pequeñas y medianas empresas preocupadas por renovar su tecnología.

- Según un estudio elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el INEGI, en el universo de las PYMES sólo entre 40 y 45% invierte en tecnología.

- Fue tal la aceptación de los diseños y productos de Nocturna que Adrián Delgado, director general de esta firma, tenía dos caminos: seguir con sus procesos tradicionales y conformarse con el mercado nacional o dar el salto y dejar el miedo a la tecnología y a aprovechar los beneficios del outsourcing.

- Los procesos, precisa el empresario, se volvían obsoletos mes a mes y lo más importante fue adaptarse y crear sistemas que incluso fueran temporales. El emprendedor, de sólo 30 años, identificó los cuellos de botella y en principio automatizó el envasado. Para esta transición se apoyó en los centros de desarrollo tecnológico del Instituto Politécnico Nacional (IPN). Una de las estrategias que le ha dado buenos resultados a Nocturna es convertir a sus importadores en socios comerciales en el rubro de empaques, promoción e investigación.

- También sus aliados fungirán como promotores para entrar en Norteamérica y en Centroamérica, Delgado recuerda hace cinco años su inversión inicial fue de $50,000 pesos, para este año confía en que sus ventas sobrepasen un volumen de 1.2 millones de artículos.

Newsletter
Ahora ve
Kate del Castillo, una voz para alentar la denuncia
No te pierdas