Una res con otro nombre

Los restaurantes argentinos Siga la Vaca llegan a México, pero su nombre ya está en uso.
Claudio Cabrera

La cadena argentina de parrillas Siga la Vaca ya tiene todo listo para abrir una franquicia en México la primera semana de agosto del presente año. Sólo le falta un detalle: una parrilla local, con dos restaurantes, utiliza un nombre muy similar: Sigue la Vaca.

- La similitud en el nombre ha provocado que la empresa argentina –en asociación con Enrique Fuentes, dueño entre otros activos del hotel El Parador del Sol de Acapulco y franquiciatario local del restaurante– inicien una demanda por el uso de la marca. Aunque confían en que la querella les será favorable, de no ser así ya contemplan la posibilidad de optar por otro nombre en el mercado mexicano.

- Siga la Vaca, fundada en Argentina en 1994, lidera el rubro de parrillas en aquel país, junto con Rodizio, la cadena brasileña competidora. Según Daniel Manso, vocero de la compañía argentina, la inversión en México alcanzará el medio millón de dólares, $100,000 dólares más de lo que cuesta abrir un negocio de similares características en Argentina.

- Actualmente el negocio Siga la Vaca recibe 90,000 comensales al mes que pagan un promedio de $8 dólares por cubierto que incluye vino, entrada, algún corte de carne y postre. Sus restaurantes van de los 300 a los 600 metros cuadrados y emplean a 360 personas. Pero en México, se pagará entre $15 y $20 dólares por el mismo servicio, aunque la carta incluirá un menú sin vino para abaratar el precio, así como “un toque autóctono” con la incorporación de tortillas y chiles.

- Fuentes, quien conoció el restaurante mientras estudiaba en Argentina, tendrá la preferencia en caso de que quiera abrir otros restaurantes. De hecho, la idea del empresario mexicano es inaugurar de tres a cuatro sucursales en el DF y luego expandirse a otras ciudades del país.

Ahora ve
No te pierdas