Una tarde a solas

-

Música para una tarde con vino

- -

Si planea tomarse una tarde a solas, acompañando ese roquefort con vino tinto y leyendo Las aventuras de un violonchelo, qué mejor sugerencia que escuchar al mismísimo instrumento en manos de Carlos Prieto. Conciertos y Chôro fue grabado en 1999 para conmemorar el centenario del natalicio de Carlos Chávez e incluye todas las obras para chelo que compuso el célebre músico, hasta el estreno mundial del primer movimiento de un concierto para ese instrumento y orquesta que dejó inconcluso. Este disco comprende el trabajo del pianista Edison Quintana, que acompaña la conmovedora interpretación de Prieto, dirigidos por su hijo Carlos Miguel.

- -

Leer con acompañamiento

- -

Cuando Carlos Prieto compró, hace más de 20 años, su violonchelo Stradivarius –sí, igual de exquisito que los famosos violines– comenzó una relación de compañerismo y curiosidad, que lo llevó a conocer a los músicos que, antes que él, dieron vida a este instrumento. Este libro es el resultado de esa búsqueda. También retoma la actividad actual del violonchelo y, por supuesto, de su dueño; las partituras escritas especialmente para el par y, por si fuera poco, hace una historia de la laudería, que ha sido muy poco documentada y tiene un gran valor histórico y de referencia.

- -

Carlos Prieto,
-Las aventuras de un violonchelo.
-Historias y memorias;
-Fondo de Cultura Económica.

- -

Queso, pan y vino

- -

Una de las alianzas gastronómicas que se dan con extrema facilidad es la de queso, vino y pan. Una de las mezclas más afortunadas es la armonía por contraste: vino dulce con quesos maduros, salados, herbáceos, pastosos y fuertes. Es poco usual en México, pero se trata de una costumbre bordelesa que causa verdaderos deleites al paladar.

- -

También es posible deleitarse con el roquefort y un vino dulce, de buen cuerpo, aromático, amplio en boca y de textura suave. Las sugerencias van de menor a mayor precio (sírvalos entre 8º y 9º C).

- -

Chile: Errazuriz cosecha tardía Sauvignon blanc.
-Hungría: Tokaji Oremus 5 puttonyos.
-Francia: Dauphin de Giraud.

- -

El roquefort

- -

De sabor penetrante y ligeramente salado, con una consistencia cremosa en el interior marmoleado de moho azul, era el favorito del emperador Carlomagno . La ley francesa protege la denominación de origen de este producto, que se hace a partir de la leche de carnera. Se elabora en Córcega y para que se llame roquefort y no bleu, se añeja en las cuevas de piedra caliza de Roquefort cerca de Toulouse, donde se desarrolla el hongo Penicillium roqueforti, responsable del sabor y la textura de este manjar. Su empaque tradicional es en cilindros de dos kilos envueltos en aluminio.

-

Newsletter
Ahora ve
¿Qué puede hacer México para defenderse jurídicamente de Donald Trump?
No te pierdas