Usada, no obsoleta

No es chatarra. Es comprar una computadora que tiene funcionalidad total y precios hasta 70% más ba
Mauricio Orihuela Álvarez

Cae una mañana de sábado en agosto y, a pesar de que el sol se asoma, para Juan Martínez amaneció nublado. Es tiempo de regreso a clases y a su hijo mayor, que entra a la secundaria, le han sugerido que tenga una computadora, como parte de los útiles escolares. El problema es que entre uniformes, libros, cuadernos, inscripción, colegiatura, cuota de padres de familia, escuadras, lápices y otros menesteres, Juan se gastó casi todo lo que tenía ahorrado para cuando se presentara esta época de múltiples desembolsos.

- ¿Una computadora? Nunca le habían pedido una en años anteriores y eso que tiene tres hijos en edad escolar. Sin duda, los tiempos han cambiado y, sin un artefacto como éste, ya no es posible alcanzar un buen nivel académico. El problema es que la más barata rebasa $8,000 pesos y es una cantidad que, definitivamente, Martínez no puede cubrir. Podría comprarla en mensualidades, pero sería una carga que desequilibraría su presupuesto. ¿Qué hacer, entonces?

- En México ya es hora de aprender, tanto empresas como consumidores, que debe haber muchas opciones para satisfacer una necesidad. Desafortunadamente, en materia de tecnología, el abanico parece ser de un solo color y hay que resignarse a gastar una cantidad fuerte para entrar en la era de la información.

- Sin embargo, existe una opción que pocos contemplan cuando requieren una computadora o cualquier otro bien tecnológico: el equipo usado. Muchos dirían que no quieren cosas obsoletas, quieren que le sirva para la escuela o el trabajo. ¿Y quién les dijo que una computadora usada no satisface las necesidades de un estudiante o un trabajador? ¿Quién les dijo que lo usado es obsoleto? Para acabar pronto, más de 90% de la gente no requiere una computadora nueva con la tecnología más reciente.

- Y es que dentro del precio de una máquina nueva vienen incluidos los costos de mercadotecnia, procesadores ultrarápidos y hasta software especializado, aunque la mayoría de la gente no usa los procesadores ni en 20% de su capacidad y el software especializado sólo lo emplean muy pocas personas y, en ocasiones, el propietario ni sabe siquiera que está cargado en su máquina nueva.

- Si el conocimiento fuera mayor, más de uno se sorprendería al saber que para un estudiante de secundaria, que requiere de programas para hacer sus trabajos de la escuela, escritos, gráficas y operaciones matemáticas de alto nivel, no requiere más de una computadora con procesador Pentium —así sin numerito posterior—, por lo que un Pentium iv, que es la última moda, excede por mucho sus necesidades.

-  ¿Y para entrar a internet? ¿Y los juegos? Un Pentium puede perfectamente entrar al ciberespacio y casi todas tienen unidad de CD-ROM para insertar casi todos los juegos.

- La diferencia está en el precio que, muchas veces, puede ser hasta 70% más bajo en el caso de una computadora usada, pero que cubrirá la mayoría de las necesidades de un estudiante de nivel medio, sin afectar el presupuesto.

- Pero hay que saber con quién...
Todo suena muy bonito pero, antes de que salgas corriendo por tu computadora usada, es conveniente que estés consciente de algunos pormenores. Infelizmente, muchos vendedores de equipo usado aprovechan la ignorancia tecnológica de sus compradores potenciales para darles gato por liebre. Por ello, es muy importante que te fijes a quién le compras el equipo usado.

- En algunos casos, se trata de equipo descompuesto y arreglado apenas para que funcione unas cuantas semanas. Estos individuos sin ética, abren las computadoras y les quitan o cambian todo aquello que pueden revender.

- Además, en múltiples ocasiones, la apariencia del aparato es verdaderamente lamentable, pues no se le pasa siquiera un trapo encima luego de que lo adquirieron de quién sabe quién. En el peor de los casos, puedes encontrarte con equipo robado que se vende como usado y que, posteriormente, podría meterte en un problema.

- Sin embargo, existen compañías serias y con altísimos procesos de calidad que comercializan equipo usado. Éste es el caso de Recycle Tech, empresa mexicana que dedica una de las áreas de negocio a este menester. “La diferencia primordial entre un equipo usado y uno nuevo es el precio y la funcionalidad. Por la tercera o quinta parte de lo que cuesta una computadora nueva, obtienes funcionalidades básicas como PowerPoint, Word, Excel, Paint y procesadores de fotos. En un Pentium iii puedes hacer prácticamente lo mismo que con un procesador más nuevo. La diferencia está en el precio que, a veces, puede significar un ahorro de $10,000 pesos”, comenta Sergio Centeno, director de la firma.

- La pregunta obligada aquí es: ¿Qué no podemos hacer con una computadora usada que sí ejecutemos con una nueva? “Muy pocas cosas. La velocidad del procesador es una diferencia, pero nos han hecho pensar, gracias a la mercadotecnia, que una computadora que arranca en 30 segundos es lenta, cuando a la mayoría de la gente no le afecta. Las divergencias se miden en nanosegundos y el ser humano no alcanza a percibir lo que es un nanosegundo”, explica.

- Otra diferencia importante es el software. Los fabricantes se han dedicado a asegurar que determinada versión de un programa funciona únicamente en el procesador x o y o en el sistema operativo más nuevo. Sin embargo, las versiones anteriores de dichos programas sirven para lo mismo y las diferencias son, por decir lo más, estéticas.

- Lo más importante... la garantía
El factor determinante para saber si quien te vende una computadora usada es serio y profesional o se trata de una persona que seguramente te meterá en problemas es la garantía. Generalmente, quien comercializa equipo problemático no podrá garantizarlo por escrito. Asegúrate de que la máquina que compres te la entreguen con factura y que, dentro de ésta, se incluya el plazo de garantía con el cual se amparará.

- Precisamente por esto el punto esencial es la garantía y el soporte técnico, así como tener en claro que usado no significa que no sirve. Por ello, antes de adquirir una computadora que ya haya sido usada debes asegurarte de que recibirás una garantía. Recycle Tech brinda una de hasta seis meses por equipo con una devolución de unos 30 por cada 5,000 vendidos.

- Asimismo, por lo menos en el caso de dicha firma y de otras compañías profesionales, la comercialización se ciñe a marcas reconocidas nacional y mundialmente. En pocas palabras, estas empresas no se dedican a armar computadoras sino a entregar las mismas marcas que se encuentran en las tiendas de prestigio, pero usadas anteriormente y adecuadas como si fueran nuevas, pues una vez adquiridas pasan por un estricto proceso de limpieza y de revisión de componentes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Otro punto importante es el soporte técnico. Pregunta si la empresa en donde comprarás tu equipo ofrece este servicio porque así te sentirás más confiado al llegar a casa.

- Hay personas que tienen el potencial económico o necesidades para adquirir un equipo nuevo, pero hay otras que no requieren de la última tecnología y que pueden pagar hasta 70% menos por ello. Todo está en saber qué es lo que uno quiere para hacer la mejor compra sin gastar de más. En tu próxima adquisición, piénsalo, puedes ahorrarte muchos pesos con sólo identificar tus necesidades.

Ahora ve
Cada 10 de diciembre se celebra el Día de los Derechos Humanos
No te pierdas
×