Va de nuez

De vainilla y chocolate. El creador de Helados Bing apadrina otra empresa.
Guadalupe Rico Tavera

¿Quién dice que nadie se puede bañar dos veces en las mismas aguas? Al menos ese no es el caso de Adolph Horn, quien a 34 años de haber abierto el primer salón de Helados Bing en la capital tapatía estuvo presente en la misma tienda de Arcos apadrinando la inauguración oficial de Helados Dolphy, un nuevo proyecto con el que el Grupo Quan pretende contraatacar en el negocio heladero luego de su fallida relación con Unilever.

-

Después de que Unilever le compró a Quan 51.1% de las acciones de Helados Holanda y 49.9% de las acciones de Helados Bing, el grupo que preside José Luis González decidió vender el resto de su participación en ambas firmas para terminar las diferencias que tenía con el gigante anglo-holandés. No obstante, dado que la negociación final no incluyó 27 salones del carrusel rosa y blanco (localizadas en Guadalajara, Puerto Vallarta y Manzanillo), Quan optó también por finiquitar su relación de concesionario de Bing y desarrollar, a partir de esas tiendas, un nuevo negocio de helados.

-

Desde los primeros días de 1999, un experimentado equipo que había laborado durante más de 10 años en Bing empezó a trabajar a marchas forzadas en el proyecto. El reto, reconoce Juan Flores, líder del proyecto y también director general de Productos Congelados Internacionales (la fábrica de helados que se construyó en la capital jalisciense para surtir el nuevo negocio) era “crear algo tan bueno o mejor que Bing, y a la vez tan diferenciado para que la gente no nos relacionara con Bing”.

-

Así surgió el concepto de Helados Dolphy, una tienda con una “imagen juvenil”, y con “productos de calidad y muy variados”.

-

“Pero nuestro objetivo”, aclara Héctor Sangabriel, director de la Operación Guadalajara de Quan, “no es ir directamente contra Bing, sino ser una opción para el consumidor que nos permita tener una rebanada del pastel”. ¿De qué tamaño? “Aspiramos a que Dolphy se convierta el próximo año en la cuarta marca nacional.”

-

Para ubicar a Helados Dolphy en esa posición (detrás de Holanda, Nestlé y Bing), el negocio sustentará su crecimiento en el sistema de franquicias. Bajo ese esquema, Sangabriel espera que se hayan abierto 60 tiendas al finalizar el año, principalmente en Jalisco y en el centro de la república. Después, pronostica una apertura de 70 a 100 salones anuales hasta llegar a eslabonar una cadena nacional con 400 o 500 tiendas en los próximos cuatro o cinco años.

-

Como consejero de un grupo que incluso tomó el diminutivo de su nombre para su nuevo negocio, Horn le desea lo mejor a Helados Dolphy. Pero el mismo sentimiento tiene para Helados Bing, la empresa que, junto con su esposa Lena, fundara en 1965. Con el corazón dividido entre ambas firmas, después de todo reflexiona: “Las competencias son buenas porque, al esmerarse cada uno por querer ser mejor, benefician al consumidor.”

-

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×