Vacas de guerra

¿Ayudarán las sanciones contra importadores a mejorar la oferta de la carne en México?
Roberto Campa Zúñiga

Nadie quedó contento. Después de meses de quejas de los ganaderos, el gobierno de México aplicó sanciones contra la importación de algunos productos cárnicos de Estados Unidos, para compensar supuestas prácticas desleales de comercio. Pero ahora, los productores mexicanos dicen que las importaciones encontrarán la forma de entrar al país.

-

Y los distribuidores temen que los impuestos compensatorios encarezcan la carne en México.

-

“El nivel de los aranceles que se aplicaron y las exenciones, tanto a exportadores como a importadores, francamente no nos gustaron, porque se prestan a una serie de estrategias comerciales ilegales e ilícitas que hacen que el problema siga vivo”, dice Gustavo Torres, presidente de la Confederación Nacional Ganadera.

-

Los productores mexicanos se quejan de que durante años la carne estadounidense ha conquistado el mercado vendiendo por abajo del costo. Así que las importaciones ya concentran 33% del mercado y crecen a un ritmo de 81% anual. Tan sólo de 1995 a 1998 pasaron de 54 millones de toneladas a 338 millones, según datos de la Asociación Mexicana de Engordadores de Ganado (AMEG).

-

Enrique López, director de la AMEG considera que el daño seguirá a pesar de las sanciones. “El daño aún se resiente, porque las 54 plantas empacadoras de carne mexicanas continúan operando a 34% de su capacidad instalada, con lo que apenas pueden mantener los costos mínimos de producción”. De manera que la oferta nacional de carne, incluidas las exportaciones, ha caído de 1.2 millones de toneladas en 1995 a 940,000 en 1998. Y se espera que en 1999 la oferta baje a 900,000 toneladas.

-

Según los ganaderos mexicanos, los estadounidenses han desplazado grandes volúmenes de su producción a México, en parte por la caída en el consumo en la Unión Americana –de 35 a 30 kilos anuales per cápita, en los últimos tres años–. Para hacerlo, aseguran los productores nacionales, han recurrido al dumping (vender por abajo del valor). Y por eso los ganaderos demandaron desde octubre del 98 que se aplicaran sanciones contra las importaciones. La Secretaría de Comercio decidió aplicarlas desde el pasado 2 de agosto.

-

Pero para Luis Santana, presidente de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio (ANTAD), “la resolución puede motivar que los productores nacionales incrementen el precio de la carne de manera injustifica3da” en los próximos ocho o 10 meses.

-

No todos creen que la caída de la producción nacional se deba a una estrategia perversa por parte de los estadounidenses. “El problema de los productores nacionales es que la mayoría se ha quedado rezagada de la modernidad y eso los desplaza del mercado, porque no pueden competir con precios”, advierte Alejandro Paillés Bouchez, director de compras de Comercial Mexicana.

-

Las cadenas de tiendas de autoservicio Aurrerá, Sam’s Club, Gigante, Coloso y Sultana se ampararon contra los aranceles, resultado de la resolución preliminar de dumping. De Todo y Carrefour no lo han hecho y tienen que pagar compensaciones arancelarias desde 7 hasta 74.98% en algunos productos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Comercial Mexicana no se amparó, “porque no somos importadores directos”, explica su director, Javier Cantú Charles. Pero podría recurrir a una instancia legal (de coadyuvancia) para “aprovechar los beneficios que logren los proveedores”, agrega.

Ahora ve
Cómo hacer buen uso de las redes sociales después de eventos como el sismo
No te pierdas
×