Vacas muy flacas

La sequía agrava los problemas de cartera vencida de los ganaderos
Gabriela Ruiz

Los recursos federales de emergencia para aliviar los efectos de la sequía promueven más algunas campañas políticas que a la agricultura y ganadería de Chihuahua, aseguran miembros de la Alianza Agropecuaria Empresarial.

-

Esta organización no gubernamental se formó después de siete años consecutivos de una sequía que amenaza con extinguir la actividad ganadera. De un promedio histórico de precipitación anual de 400 milímetros cúbicos, el primer trimestre de este año cayeron tan sólo 3.7. El problema se agrava por la falta de liquidez para solventar la escalada de intereses sobre créditos bancarios.

-

Agricultores de la región aseguran que la ayuda anunciada es tardía e insuficiente. Patricio Martínez, gobernador de Chihuahua, explica que los $100 millones de pesos de apoyo federal y estatal son tan sólo paliativos. “La única solución es que llueva mucho”, subraya.

-

Por su parte, el director de la Unión de Ganaderos de Chihuahua, Manuel Payán, dice que no están pidiendo ayuda gubernamental. “Lo que queremos es que nos devuelvan lo que nos pertenece. Hace cinco años pagamos $33 millones de dólares en impuestos que se nos cobraron de manera arbitraria” señala.

-

Las vacas más flacas en la historia moderna del estado no pueden competir con las jugosas importaciones estadounidenses. Los subsidios y apoyos financieros de esta carne de importación, así como la disminución de su consumo en Estados Unidos y Asia, han embestido a ganaderos chihuahuenses. Afirman que sus empresas no van a poder sobrevivir este año sin lluvia y sin renegociar el pago de sus deudas. Martínez explica que los productores locales ya no son competitivos.

-

Por muchas generaciones Chihuahua fue el estado ganadero por excelencia en México. Hoy los hijos de ricos rancheros no están tan seguros de que la tradición continúe. Un ejemplo de esta tragedia es Leonardo Molina, quien lucha por mantener las 50 cabezas de ganado que aún le quedan. En el pasado su rancho contaba con 500 cabezas.

-

Molina no puede amortizar una creciente deuda y contempla cambiar de actividad indefinidamente. La mayor parte de los ranchos en la región ya han sido abandonados. Adicionalmente, la ayuda federal anunciada en mayo sólo aplica para ganaderos que tienen un máximo de cinco hectáreas y 25 cabezas de ganado. Según miembros de la alianza, sólo una minoría califica para recibir una ayuda de cuyo paradero no se sabe.

-

Ahora ve
El zoológico de Puebla está de fiesta con la llegada de este bebé elefante
No te pierdas
×