Vaya sorpresita

Sin decir agua va, Lorenzo Zambrano compró a la británica MC.
David Aguilar

Cemex tomó por sorpresa a los inversionistas al anunciar la adquisición de RMC Group, firma británica productora de cemento, concreto premezclado y agregados. Los mercados le devolvieron una cachetada a la firma regia el mismo día del anuncio: las acciones cayeron 7.21% en la Bolsa Mexicana de Valores y 6.33% en Nueva York. El peor desplome en cinco años.

- De nada valieron las palabras de Lorenzo Zambrano: “Esta es una adquisición en términos correctos, hecha en el momento adecuado, buena para Cemex y, lo más importante, para los accionistas.”

- La caída se debió a que Cemex se mostró agresivo, luego de que en los últimos años manejó una estrategia diferente, dice Gonzalo Fernández, analista de Santander Serfin.

- Al conocer la oferta, Standard & Poors colocó en su listado de revisión especial, con implicaciones negativas, la calidad de crédito de diversas subsidiarias de Cemex hasta que se conozca el precio final de la transacción. El precio ofrecido por acción fue lo que más incomodó a los mercados. La cementera ofrece $1,200 millones de dólares más de lo que vale RMC $4,800 millones. Fernández explica que respecto a la valuación de otras empresas del ramo, el premio no es tan alto. “Generalmente oscilan entre 20 a 50% del valor de una empresa y Cemex dará 39%.”

- Aunque inquieta el excesivo nivel de deuda, confían en que Cemex se mantendrá en los niveles a los que tiene acostumbrado al mercado. Cuando adquirió Southdown, en 2000, su nivel de deuda neta llegó a ser de 3.5 veces su EBITDA. La operación por RMC la llevará a 3.2 veces. Pero Cemex se comprometió a bajarla a 2.7 veces a finales de 2005.

Ahora ve
No te pierdas