Videoconferencias <br>Nueva pantalla par

Olvídese de los agobiantes viajes de negocios que quitan tiempo y cuestan mucho, y prepárese para

Cada dos semanas, cerca de 250 ejecutivos de Grupo Nacional Provincial (GNP) se reúnen a través de un videoenlace, entre México, Guadalajara, Monterrey y Mérida, para discutir estrategias de mercadotecnia y resolver problemas operativos, como si estuvieran físicamente juntos en una misma sala.

-

Desde que comenzó a utilizar esta tecnología, hace tres años, la empresa ha obtenido grandes beneficios de costos y de tiempo, y ahora está explorando la posibilidad de instalar equipos de videoconferencias en las computadoras personales de sus ejecutivos para crear "oficinas virtuales" que permitan acercarlos más a su clientela.

-

"Estamos mejor comunicados que antes, por lo tanto, podemos actuar más rápido", dice Francisco Guzmán, subdirector de Tecnología Informática de GNP, que también utiliza las videoconferencias para realizar cursos de capacitación.

-

No hay que ser profeta para visualizar el lugar que ocuparán las videoconferencias en la nueva revolución tecnológica de fines de milenio. Cada vez más empresas en el mundo incorporan esta forma de comunicación a su vida cotidiana, ya sea para revisar un contrato con un cliente que está en otra ciudad, lanzar un producto nuevo o hacer reuniones con los empleados. A pesar de su elevado costo, esta tecnología ha probado que tiene futuro. De hecho, gracias al sistema multipunto ya se puede llegar hasta 20 lugares distintos en una sola transmisión. Algo que hace unos años parecía ciencia-ficción.

-

"Es una de las tecnologías que va a cambiar nuestra forma de trabajar", afirma Guillermo Sander, gerente de Mercadotecnia de Anixter, empresa de origen estadounidense asentada en México desde 1991 que provee soluciones integrales para redes de telecomunicación.

-

ENLACES EFECTIVOS
-
En México, aún existe la creencia de que los negocios se hacen en persona. Sin embargo, con la puesta en órbita del satélite mexicano Morelos I, en 1985, y tras la modernización de la red de fibra óptica en los 90, esta visión ha comenzado a cambiar.

-

En la actualidad, muchas empresas e instituciones utilizan las videoconferencias para reforzar las comunicaciones corporativas y elevar sus ventas en lugares distantes. También varios bancos ya cuentan con instalaciones de videoconferencias para enlazar sus oficinas regionales con la matriz.

-

En el sector industrial ya hay compañías que utilizan las videoconferencias para presentar a sus oficinas regionales sus planes de desarrollo. "Permite tomar decisiones en forma inmediata", asegura Saúl López, especialista en videoconferencias de Anixter. Empresas mexicanas como Cemex, en Monterrey, y Peñoles, en la ciudad de México, han integrado las videoconferencias a su vida corporativa para tener un acceso rápido a sus oficinas regionales.

-

Entre los usuarios de las videoconferencias están también algunos laboratorios farmacéuticos que lanzan sus nuevos productos a distancia, eliminando la figura del visitador médico. También los vendedores de software han descubierto que sus demostraciones son más efectivas si las realizan desde un mismo punto. Cuando se efectuó el lanzamiento de Windows 95, Microsoft organizó un videoenlace entre varias ciudades de México y de Estados Unidos logrando mejores efectos publicitarios.

-

En el sector gubernamental, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), con sede en Aguascalientes, se ha beneficiado de las videoconferencias para enviar a esa ciudad los mapas que se elaboran en la capital de la República. También Volkswagen ha encontrado que a través de esta tecnología puede enviar los diseños nuevos de su planta en Puebla a otras en el mundo. Esta empresa filma todo el proceso de fabricación de autos y transmite la imagen a otras plantas por videoenlace para estandarizar los modelos en todo el mundo.

-

UN MERCADO POR DESPEGAR
-
A pesar de que muchas empresas mexicanas ya han optado por integrar las videoconferencias a su vida diaria, esta tecnología sigue sin tener un auge fuerte. "Hay una falta de conocimiento de los beneficios que dan estas comunicaciones", asegura Juan Alberto Ramos Flores, director general de Telecomunicaciones Multidestino que organiza videoconferencias vía satélite. El experto asegura que el mercado de las videoconferencias en México todavía está por despegar. Para que esto suceda tendrán que bajar aún más los precios de los equipos y de las comunicaciones, asegura.

-

Es cierto que los costos de los equipos bajaron en forma considerable en los últimos años, pero todavía se encuentran fuera del alcance de muchas empresas. Un equipo como el TC2000 de BTEL (un modelo reciente adquirido por la UNAM), que hace unos años costaba $80,000 dólares, ahora cuesta cerca de $40,000 dólares; sin embargo, esto sigue siendo caro si se toma en cuenta que se deben adquirir varios nodos de comunicación. Si se trata de un equipo de videoconferencia no profesional para PCs, ya es posible encontrar por $2,000 dólares un kit completo para fines caseros aunque la calidad de la imagen y del sonido todavía presentan muchas deficiencias.

-

Otra limitante son las comunicaciones que, a pesar de haber avanzado mucho en los últimos años, siguen siendo obsoletas en muchos sentidos. La tecnología digital de Teléfonos de México (Telmex) no permite realizar un discado directo, al no estar integrada a la red mundial ISDN (Integrated System Digital Network).

-

En la práctica, esto significa que las empresas que desean utilizar los videoenlaces vía fibra óptica deben rentar un canal de comunicación para conectarse a la RDI (Red Digital Integral) de Telmex y pagar cuotas fijas (de cerca de $7,000 pesos mensuales), además de las llamadas. Otra desventaja es que las líneas disponibles para videoconferencias son directas y no permiten modificar las rutas.

-

De acuerdo con Sander, el día que se formen en México redes de comunicación más amplias –y este día no está muy lejano– surgirá el concepto de la "oficina virtual", es decir, la integración de las videoconferencias a las PCs.

-

Respecto de los videoenlaces por satélite, su uso también sigue siendo restringido. De acuerdo con el director de Telecomunicaciones Multidestino, una hora de videoconferencia llega a costar en México cerca de $10,000 dólares y a esto hay que agregarle el costo de la renta del salón.

-

Además, en muchos lugares del país no existe la infraestructura satelital o incluso terrestre para recibir las señales.

-

LA CAJA NEGRA
-
Para realizar videoconferencias es necesario tener una PC, una cámara de video, micrófonos, aparatos de audio (bocinas y audífonos) y un compresor y descompresor de información llamado Codec. Este último componente es la "caja negra" del sistema, ya que permite transmitir en una sola señal video, audio y archivos, agilizando la interacción entre los interlocutores. Hoy en día se puede adaptar un Codec prácticamente a cualquier computadora. Además, se puede incorporar equipo opcional, como videocaseteras, impresoras de video, pantallas gigantes, proyectores de diapositivas, escáners y mezcladoras de audio.

-

En México ya hay acceso a la tecnología de punta de las videoconferencias. Los cuatro grandes fabricantes en el mundo son VTEL, CLI (estas dos empresas se han fusionado), Picture Tel y últimamente Sony. Debido a que existen problemas para enlazar a los equipos de distintas marcas, los fabricantes han fijado el estándar ITU-T (International Telecommunications Union-Telecommunications) que permite una mejor calidad de transmisión, aunque aún queda mucho por hacer para que los equipos de diferentes marcas tengan una señal de audio y video de buena calidad.

-

El principal reto de los fabricantes de estos equipos es masificar el uso de las videoconferencias a través de las computadoras personales. Gracias a Internet, ya es posible realizar videoconferencias en casa y esto hace que esta tecnología tenga un gran campo de desarrollo.

-

El problema es que para transmitir una videoconferencia vía Internet se necesita que la información fluya a una velocidad de 64 kilobites por segundo (kbs), mientras que en la actualidad los módems más veloces transmiten a una velocidad de 56 kbs. Pero, con la era de las PCs, que cada vez tienen mejores esquemas de compresión de información y módems más veloces, la revolución de las videoconferencias está a la vuelta de la esquina.

-

Adelantándose a los cambios que se están dando en el mundo de las comunicaciones "virtuales", muchas empresas en México ya ofrecen sus servicios para realizar videoconferencias ya sea por fibra óptica o vía satélite. Entre las grandes compañías en México están AT&T, GS Communications, Intel, Telmex y Anixter, y hay decenas de pequeñas empresas que están empujando duro para quedarse con un pedazo del negocio, que promete ser jugoso en los próximos años.

-

En términos filosóficos, la era de las videoconferencias plantea grandes interrogantes. En aras de ganar tiempo y dinero, se irá perdiendo el contacto físico. Pero, al igual que en su momento sucedió con el teléfono y después con Internet, las nuevas tecnologías de comunicación se irán integrando, poco a poco, a la vida cotidiana. Y dentro de unos años, los personajes de la serie de Los Supersónicos, que utilizan las videoconferencias para estar en todos lados, lucirán como simples - terrícolas

Ahora ve
Expertos analizan pruebas para determinar si Pablo Neruda fue asesinado
No te pierdas
×