Volando bajo, aunque no sea necesario

El gobierno mexicano propone que las líneas aéreas vuelen cada una por su lado... Con eso se queda
Robert C. Booth*

La venta de las aerolíneas propiedad de Cintra está más o menos estancada, en parte por los horribles sucesos del 11 de septiembre y la situación económica en el continente americano que viene de antes. Posiblemente más importante sea que tanto los dueños (el gobierno) como otros jugadores no entienden realmente lo que está pasando en la industria (a mí no me gusta ese termino, “industria”, en realidad es el “negocio”) de aviación alrededor del mundo, en EU, Latinoamérica y más allá. Según la Asociación Internacional de Aerolíneas (IATA, por sus siglas en inglés) el sector dejó de percibir $18,000 millones de dólares en 2001, y se están estimando $12,000 millones de pérdidas en 2002. Por supuesto que muchas empresas están “volando bajo” y vender una compañía del ramo en estos días no es exactamente lo más fácil, en especial si se quiere recuperar algo de la inversión original.

-

Cuando se formó la organización como una holding para administrar a las dos firmas más grandes del país en el rubro, Aeroméxico y Mexicana, aplaudimos. Porque en realidad fue la salvación de las dos sociedades que hoy día tienen un grupo de filiales regionales.

-

Desde que el gobierno decidió venderlas por separado nos pareció que era un error, dado que Cintra, en nuestra opinión, tiene más valor que la suma de las agrupaciones independientes en esta época de globalización.

-

La idea de las holdings ha tomado cuerpo en Latinoamérica. LanChile controla subsidiarias en Brasil, México, Perú y muy pronto en Ecuador –las primeras dos de carga, las últimas como full service, pasajeros y carga–. La empresa sudamericana y sus afiliadas son exitosas, y son, sin duda, un modelo de cómo se maneja el negocio utilizando inteligentemente la carga (40% de sus ingresos) en combinación con servicio para pasajeros. El Grupo taca, que controla aerolíneas en Nicaragua, El Salvador, Costa Rica, Perú y, muy pronto, también en Ecuador, ha producido utilidades en los primeros seis meses de 2002 (aunque no publican sus resultados), con lo que es una de las pocas corporaciones rentables en la región (y ¿por qué no decirlo?, en el mundo) en este periodo tan difícil. Hoy la Alianza SUMMA en Colombia está en pleno desarrollo, coordinando vuelos y servicios de Avianca, Aces y SAM. El otro modelo en la zona es Copa Airlines en Panamá, que tiene un socio estadounidense, Continental, con 49% de sus acciones. Aunque no se trata de un modelo de holding, el efecto es el mismo porque el conglomerado se aprovecha de las economías de escala en muchos aspectos, debido a las facilidades que le proporciona su socio de la unión americana.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

No es necesario volar bajo, sino actuar inteligentemente. En el caso de Cintra creo que lo sensato es esperar que la economía mejore, encontrar socios estratégicos (como Delta y Continental, entre otros) y ponerlos a competir por la compra. Además conviene hallar participantes nacionales del sector privado y vender el corporativo como holding. Respecto a los asociados estratégicos hay que cambiar la ley, para que puedan adquirir más de 25% de la empresa, pero eso es un detalle.

–El autor es presidente de The Avgroup, consultor internacional en aviación.
Ahora ve
Puebla comienza a despedir a las víctimas del sismo
No te pierdas
×