Voluptuosa como la espuma

-
Eduardo Godínez Quezada

Grupo Modelo (GModelo), fundado en 1925, es  líder en la elaboración, distribución y venta de cerveza en México, con una participación de mercado total –nacional y de exportación– de casi 60%. Opera ocho plantas cerveceras en el país, con una capacidad instalada de 39.5 millones de hectolitros anuales. Comercializa 10 marcas, entre las que destacan Corona Extra. Desde 1994 es importador exclusivo en México de las bebidas producidas por la compañía estadounidense Anheuser-Busch, entre las cuales están las marcas Budweiser y Bud Light.

-

En 1999 GModelo invirtió recursos propios por un monto de $2,772 millones de pesos en proyectos de ampliación y modernización en todas las áreas. Como parte de su programa de expansión, en enero de 1999 su filial Compañía Cervecera de Zacatecas aumentó su capacidad instalada de cinco a 10 millones de hectolitros anuales. En GModelo en su conjunto, la utilización de la capacidad instalada mejoró de 87% en 1998 a 92% en 1999. 

-

En materia internacional, el Tratado de Libre Comercio con la Comunidad Europea no tendrá efectos mayores para GModelo, pues en la actualidad existe un arancel de tasa cero para la cerveza mexicana. En contrapartida, México disminuirá sus aranceles a la bebida importada.

-

El volumen de ventas registró un incremento de 6.9% al cierre de 1999, para alcanzar 34.4 millones de hectolitros. Este resultado lo integran un aumento de 4.4% en el mercado doméstico y de 16.8% de las exportaciones –este renglón representó 21.9% del total–. A Estados Unidos y Canadá van más de 90% de las exportaciones de la compañía.

-

La recuperación del consumo doméstico impulsó a prácticamente todas sus presentaciones de cerveza. La cerveza en bote, que representan 16.8% del volumen nacional, fue de 5.5%; en Negra Modelo el crecimiento fue de 12%, Modelo Especial 5.9%, Corona Extra 4.8% y Estrella 4.1%. Las marcas yucatecas León y Montejo registraron cada una un crecimiento mayor a 25%.

-

El aumento de las ventas netas también se debió al incremento de precios, entre enero y agosto, en el mercado nacional y el de exportación. En este sentido, el aumento en alrededor de 4% en el precio de exportación en dólares para los distribuidores de Estados Unidos compensó la apreciación de cerca de 3.7% del peso respecto del dólar. La facturación neta por exportaciones ascendió a $587 millones de dólares, un aumento de 17.5% con relación a 1998.

-

El margen bruto observó una sensible mejora, al pasar de 51.1 a 52.1%, como resultado de un menor incremento en costos respecto del aumento en ventas. Los factores que propiciaron este desempeño fueron principalmente la estabilidad en los precios de las materias primas que, junto con el menor precio del bote de aluminio, compensaron los incrementos del resto de los componentes del costo.

-

La empresa mantiene un control de los gastos, cuya proporción respecto de las ventas fue similar a la del año pasado (29%). La utilidad de operación registró un atractivo incremento, mientras que el margen de operación mejoró un punto porcentual al ubicarse en 23.1%, siendo el más alto de su historia y el mayor en el sector de bebidas. La depreciación alcanzó $1,254 millones de pesos y continuó representando 5.1% de las ventas netas, lo que contribuyó para que el EBITDA (utilidad de operación + depreciación) alcanzara el nivel histórico más alto.

-

Destacada salud financiera
La situación financiera de la cervecera es envidiable. El activo disponible, que sumó $5,122 millones de pesos, le permite solventar todas sus inversiones de capital sin recurrir a financiamiento. Su alta generación de flujo operativo le otorga una sólida estructura de capital sin deuda a largo plazo y con pasivos operacionales a corto plazo por $2,292 millones de pesos.

-

En el primer trimestre de 2000 sobresale el crecimiento en el volumen de ventas y nuevos niveles en los márgenes operativos. El mercado doméstico aumentó 5.6 y 6.2% el de exportación respecto del mismo periodo de 1999. Si a lo anterior le añadimos la recuperación en el consumo y el incremento en los precios, las ventas totales aumentaron 8.05%, las cuales se componen de un incremento de 14.1% en el mercado local y una caída de 5.5% en las exportaciones. Esto último como resultado de la apreciación del peso frente al dólar. El margen bruto alcanzó nuevos niveles (54.6%), derivado de las buenas relaciones con proveedores y economías de escala. Por su parte, los gastos de operación crecieron 13%, entre ellos los publicitarios, comisiones y la compra de jugadores de futbol. La combinación de factores propició un nuevo nivel en el margen de operación (24.6%).

-

La salud financiera de GModelo es consistente; persiste su prácticamente nulo apalancamiento y una liquidez de 5.17 veces.

-

Mercado accionario
Las acciones de GModelo se consideran de bursatilidad alta y están incluidas en el IPC de la Bolsa Mexicana de Valores. Estos títulos han mostrado un bajo desempeño en sus cotizaciones, el cual se refleja en una caída, hasta el pasado mayo, de casi 18% respecto a un año atrás, esto es, de $26.47 a $21.0. Los analistas consultados consideran que este efecto negativo responde a la alta volatilidad de los mercados accionarios y al auge de las empresas tecnológicas. Asimismo, los expertos coinciden en que la empresa cuenta con muy buenos fundamentales y que su múltiplo EV/EBITDA, es decir, el valor de la empresa más la deuda neta entre el flujo operativo, se abaratará, derivado de la expectativa de una mayor generación de flujo operativo, así como por la maduración de sus inversiones. En todos los casos, la recomendación fue de compra.

-

Gabriel Aponte, funcionario de atención a inversionistas de GModelo, comenta que hay optimismo sobre las perspectivas de crecimiento tanto en el mercado nacional como el internacional, y que para ello se están preparando. Su proyecto de largo plazo contempla duplicar la capacidad instalada de 39.5 millones de hectolitros en 1999 a 60 millones para el año 2005.

Ahora ve
No te pierdas