Volver a pasear

¿Renacerá y atraerá nuevas inversiones el Paseo de la Reforma? Este patronato dice que sí
Silvia Ansorena Coyne

El Paseo de la Reforma ha perdido, con el paso de los años, el sentido que su nombre indica. Mal iluminado, inseguro, con las banquetas rotas en muchos tramos y con algunas esculturas mutiladas, difícilmente se puede pasear a lo largo de los 33 kilómetros que abarca.

-

Con el objetivo de rescatar la imagen del paseo y estimular la inversión, en marzo nació un fideicomiso que surge con la filosofía de “hacer para después pedir, no al revés”. El Fideicomiso Paseo de la Reforma entra a actuar en cuatro puntos: seguridad, servicios urbanos, imagen urbana y patrimonio arquitectónico y monumental, y se fija una prioridad, estimular la inversión inmobiliaria en la zona.

-

José Francisco Reygadas, arquitecto y urbanista, dirige este ambicioso proyecto. Nacido hace algunos años en el Paseo de la Reforma, se enorgullece de tener en su poder un pedazo del Ángel de la Independencia que se vino abajo en 1957. Convencido de que este paseo es patrimonio de todos los capitalinos, un orgullo “comparable con las más bellas avenidas de cualquier parte del mundo”, Reygadas encabeza un proyecto que aspira a tener continuidad indefinida, sea cual sea el color del gobierno que siga al actual.

-

El fideicomiso se crea como una iniciativa del gobierno del DF y lo preside Cuauhtémoc Cárdenas. A la iniciativa privada la representan, de momento, la Cámara de Comercio de la Ciudad de México, la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios y la Asociación de Hoteles y Moteles de la Ciudad de México. Por el sector público intervienen Seguridad Pública, Desarrollo Urbano y Vivienda, Medio Ambiente y Obras Públicas.

-

El capital inicial, semilla y arranque del proyecto, es de $1.5 millones de pesos con ampliación hasta $4.5 millones, que aporta Servicios Metropolitanos (Servimet), y se orienta a los gastos de operación básicos y proyectos prioritarios. En junio se iniciaron físicamente los trabajos formales con el rescate del edificio que fue sede de Recursos Hidráulicos, en la Glorieta de Colón, y el programa de rehabilitación de esculturas y tazones, un total de 147 a lo largo del paseo. Uno de los proyectos más avanzados es la concesión de un estacionamiento subterráneo para 500 automóviles. Uno de los más ambiciosos es obtener agua suficiente para regar la vegetación de camellones y banquetas. Entre las ideas está la de regenerar el agua de baños, regaderas, sanitarios, cocinas de los grandes hoteles de la zona, proyecto para el que dos empresas interesadas ya han ofrecido dos pipas de agua.

-

Tener un mobiliario urbano de primera calidad, instalar sanitarios en la vía pública, parabuses, botes de basura, quioscos para la venta de periódicos, restaurar las estatuas, iluminar las calles, limpiar los graffitis son algunos de los objetivos.

-

En cuanto a seguridad, la idea es imitar el modelo que ya funciona en Estados Unidos y Canadá: patrullas específicamente dedicadas al cuidado del Paseo de la Reforma, uniformadas y capacitadas para, entre otras cosas, atender en inglés u otro segundo idioma a los turistas.

-

La inversión en la zona es el objetivo prioritario que se ha fijado el fideicomiso. A lo largo del paseo hay cerca de 40 hectáreas de terreno desocupado, en una zona donde el valor del suelo es mucho más caro que la Quinta Avenida de Nueva York. “Quizá por falta de estímulos fiscales –explica Reygadas–, y de apoyo a la inversión tenemos tanto terreno desaprovechado, y eso es lo que hay que cambiar.”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Donativos deducibles del impuesto sobre la renta, aportaciones voluntarias y mucho entusiasmo y apoyo por parte de los negociantes de la zona, porque “a quién no le gusta ver la banqueta de enfrente bien cuidada”, apunta Reygadas, se suman a la acción del fideicomiso en un proyecto que sus promotores esperan dure indefinidamente. Son 33 kilómetros de reto.

Ahora ve
Esta fue la reacción de Mark Zuckerberg al saber que estudiaría en Harvard
No te pierdas
×