Vértigo aéreo

En internet, la rapidez no depende del uso de cables. A través de sistemas inalámbricos, los ciber
Andrés Piedragil Gálvez

Internet creó un nuevo tipo de vicio: la adicción por la rapidez, al ofrecer velocidades de transmisión que parecían imposibles de alcanzar. Descargar una página web en 25 segundos, para el usuario promedio actual es una condición absolutamente inaceptable. Hoy, los habitantes del planeta exigen que la Red asegure un flujo inmediato de la información. Hablar de minutos ya suena a broma y las horas, en ese sentido, son un insulto.

-

Para satisfacer la voracidad de los clientes, los proveedores de acceso a la web, así como los fabricantes de plataformas de comunicación, concentraron sus esfuerzos en el diseño de tecnologías de alta velocidad. El trabajo de la industria provocó la aparición de los sistemas ISDN (Red Digital de Servicios Integrados) y DSL (Línea de Suscriptor Digital).

-

En México, la opción ISDN ya está disponible desde finales de 1999 –el caso más conocido: el servicio Prodigy Turbo de Telmex–. DSL, por otro lado, apenas inicia su aventura en el mercado local. Sin embargo, los operadores mexicanos confían en el potencial tecnológico y comercial de la línea de suscriptor digital.

-

La apuesta de las compañías no es gratuita: según Dataquest, para principios de 2000 existían 5.8 millones de enlaces DSL en todo el mundo y en 1999, el número total de conexiones era de 510,000. Por su parte, el organismo Communication Industry Researchers señala que para cuando finalice el presente año se habrán instalado 711,700 líneas DSL en las corporaciones del orbe. La institución considera que en cinco años (2006), 5,152,200 conexiones DSL serán destinadas al uso empresarial.

-

Cualquiera que sea la fuente, la realidad es que la tecnología mostrará un crecimiento impresionante. Varios factores explican el fenómeno. En primer lugar: DSL funciona en los cables de cobre que utilizan los operadores telefónicos tradicionales –es decir, el proveedor no tiene que instalar infraestructura adicional o especial, como fibra óptica, para desplegar el servicio.

-

En segundo término: DSL es un sistema de banda ancha –aplicación de gran rapidez de transmisión, que permite en un solo enlace varios servicios de telecomunicación. En modo de recepción (downstream), DSL ofrece velocidades desde 1,544 MBPS hasta 512 KBPS (en promedio, 50 veces más rápido que la conexión telefónica estándar). Al enviar información (upstream), la tecnología brinda hasta 128 KBPS (rango muy superior al disponible actualmente).

-

Asimismo, la conexión DSL establece dos conductos simultáneos para labores de envío y recepción: uno dedicado a la voz y el otro a los datos. Además existe un valor especial: el enlace de datos siempre se mantiene conectado.

-

ADC es una compañía estadounidense –con ventas anuales por $3,200 millones de dólares– que provee infraestructura y servicios de telecomunicaciones. Consciente del auge de los sistemas de banda ancha, la firma trabaja para obtener una taja del mercado internacional de DSL.

-

En México, la apuesta posee un rasgo particular: ofrecer plataformas de conectividad para desplegar DSL forma inalámbrica fija. John Griffin, presidente del Grupo de Banda Ancha Inalámbrica de ADC, explica la vocación por el aire.

-

En México, ¿qué tan viable es la alternativa del DSL inalámbrico?
Hoy día, cualquier operador mexicano podría brindar el servicio. La tecnología necesaria ya está disponible en el mercado. No obstante, y en el caso particular de los sistemas que propone ADC, hay factores regulatorios que todavía no se resuelven. Sin una legislación adecuada, la adopción de las soluciones DSL inalámbricas se verá afectada.

-

¿Por qué es importante la regulación?
Los sistemas que ADC promueve en México están diseñados para trabajar en la frecuencia MMDS del espectro radioeléctrico. Actualmente, las franjas están asignadas a las compañías televisoras que transmiten video –MVS Multivisión, por ejemplo. La ley nacional de telecomunicaciones es muy clara: MMDS es para transmisión de una vía (en un solo sentido) y sólo involucra a la señal de video. La opción tecnológica de ADC implica una reclasificación del espectro. A grandes rasgos: subastar nuevas licencias MMDS que integren el concepto de dos vías (enviar y recibir) y la transmisión de datos.

-

El obstáculo no es pequeño. Una ley de telecomunicaciones no cambia de un día para otro.  En México, por lo menos, no ocurre así.
Es cierto. Sin embargo, la compañía está trabajando con la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), y el organismo se muestra interesado en la tecnología. De hecho, la Cofetel aseguró que, para finales de abril, el marco regulatorio incorporará las modificaciones requeridas. Por otro lado, hay ejemplos internacionales que, además de demostrar la solidez de la tendencia tecnológica, impulsan el interés de la instancia federal. Por ejemplo, en Estados Unidos, WorldCom y Sprint invirtieron más de $2 millones de dólares, en la compra de firmas que poseen 70% de las licencias MMDS. Ambas compañías obtienen ganancias muy significativas y, al mismo tiempo, aumentan el consumo masivo de servicios de banda ancha. Al final, el consumidor gana una nueva alternativa de acceso a la Red y los operadores descubren un nicho de negocios adicional. En su totalidad, el mercado estadounidense se benefició. La Cofetel sabe que lo mismo puede ocurrir en México. Incluso, ADC, Telinor –carrier mexicano que traspasó sus licencias MMDS a MVS Multivisión– y Cofetel establecieron una instalación de prueba en la ciudad de Toluca.

-

Si DSL funciona en el cable telefónico estándar, ¿qué caso tiene intentar la transmisión inalámbrica?
La infraestructura básica para ofrecer DSL inalámbrico ya existe en México. Es la que actualmente utilizan compañías como MVS Multivisión. Los operadores sólo tienen que modificar un elemento de hardware de su plataforma de transmisión –reemplazar un concentrador  y se concentran en la instalación de equipos receptores para el usuario –discos satelitales. En términos de negocio, la rápida implementación se traduce en gran velocidad para atrapar clientes. De igual forma, para los carriers, el cableado siempre representa un gasto enorme; hay que romper el concreto de las calles –pagar para que alguien lo haga. Para un operador es más fácil financiar un despliegue inalámbrico; lo cual, a su vez, implica precios accesibles para el consumidor.

-

¿Qué sectores se beneficiarán con la disponibilidad del DSL inalámbrico? 
Considerando el factor precio, el hogar y las pequeñas y medianas empresas serán los principales consumidores del servicio. Asimismo, la provincia mexicana encontrará una opción útil en las plataformas que no dependen de los enlaces. En su forma cableada, DSL tiene restricciones de alcance. La versión inalámbrica es una alternativa excelente para las localidades no muy pobladas y que se ubican en la periferia de las grandes ciudades –donde un carrier difícilmente proveerá un servicio más allá de 20 millas. En dichas circunstancias, la tecnología sin cables es la mejor solución. Por cuestiones de infraestructura, en México, 50% de los servicios de banda ancha serán proporcionados a través de sistemas inalámbricos.

-

Telmex ya comercializa otra plataforma de banda ancha: ISDN. ¿DSL podrá superar a esta tecnología?
ISDN siempre tendrá un lugar en el mercado. Telmex es una compañía inteligente y cuenta con una larga lista de usuarios. DSL es otra alternativa de acceso. Hay espacio suficiente para todas las tecnologías. En el fondo sólo existe un aspecto trascendental: la demanda por ancho de banda es enorme y muchos usuarios están subatendidos. DSL inalámbrico fijo puede contribuir a mejorar la situación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Sin embargo, ¿qué tecnología es mejor, DSL o ISDN?
Aunque creo en el potencial complementario de los sistemas, DSL inalámbrico tiene ciertas ventajas. ISDN es una solución muy ligada a la tecnología de voz –circuitos conmutados. Los recursos técnicos de ISDN están orientados a la realización de llamadas; factor que resulta ideal para la transmisión de voz, pero que encarece el aspecto de los datos. Desde el punto de vista del operador, ISDN exige un enlace de cobre perfecto. Por supuesto, la compañía puede construir la conexión magnífica, pero la tarea implica un cargo adicional en el renglón de costos por infraestructura. Asegurar que la conexión sea perfecta tiene un precio alto. Por tal motivo, muchos carriers estadounidenses evitan ISDN.

Ahora ve
Fuerzas lideradas por EU arrebatan a ISIS el poder de la ciudad siria de Raqqa
No te pierdas
×