Wall Street se pone dura

En 2006 arranca la Ley Sarbanes-Oxley para las firmas mexicanas. ¿Cuánto las afectarán los futuro
Gabriela Ruiz

El caldo fue más caro que las albóndigas para Grupo Desc y por eso esta empresa mexicana se despidió de la Bolsa de Valores de Nueva York. El consorcio mexicano llevaba 10 años de historia bursátil en Estados Unidos, cuando descubrió que el costo de mantener su cotización en este país era un lujo en comparación con los beneficios obtenidos. En suma, la tenencia accionaria de Nueva York representaba menos de 5% del valor de la empresa.

-

Grupo Imsa e Interceramic también siguieron el ejemplo. Ahora sólo concentran sus acciones en la Bolsa Mexicana de Valores. Esto siembra dudas sobre si las otras firmas mexicanas restantes desaparecerán de Wall Street.

-

Para las empresas americanas, la ley arranca en julio. Las empresas extranjeras consiguieron una extensión hasta el 15 de julio de 2006. “La prórroga nos daría tiempo para prepararnos, pero un año pasa muy pronto”, afirma Sam Podoslky CEO de Citizens Group.

-

Esta ley fue una respuesta del senado a los escándalos corporativos de Enron, WordCom y Anderson Consulting y exige proporcionar información financiera y contable con mucho mayor detalle que antes. Por ejemplo, se deben contratar consultores independientes de los auditores, lo que aumenta los gastos de las compañías y reduce los márgenes de ganancias. Según el Financial Times, en  febrero, las cuatro grandes firmas auditoras y de consultoría doblaron sus honorarios.

-

La Sarbanes–Oxley no tiene precedente desde la conformación de las leyes bursátiles estadounidenses en 1930. Incluso existe el rumor de que algunas firmas mundiales saldrán del New York Stock Exchange (NYSE) por no poder cumplir con esta ley. La novedad es que a muy pocos mexicanos les incumbe, ya que aplica sólo a las compañías que actualmente venden certificados de acciones American Depositary Receipts (ADR’s) en la Bolsa de Nueva York. Hoy cotizan en NYSE: América Móvil, Cemex, Coca-Cola Femsa, Desarrolladora Comercial Mexicana, Fomento Económico Mexicano, Desarrolladora Homex, Ica, Industrias Bachoco, Gruma, Grupo Aeroportuario Sur, Grupo Casa Saba, Grupo Elektra, Grupo Industrial Maseca, Grupo Iusacell, Grupo Radio Centro, Grupo Televisa, Grupo TMM, Grupo Vitro, Teléfonos de México y TV Azteca.

-

Alec Jones, miembro del equipo líder global de la consultora PricewaterhouseCoopers, conversó con Expansión al respecto. Socio de la firma por más de 20 años, Jones ha asesorado a prestigiosas multinacionales en el transcurso de su carrera. El consultor explica que se trata de un proceso de documentar y reportar todo el sistema de controles internos que deben estar firmados por el director general de cada corporación.

-

¿Hay compañías que se van a salir de NYSE por no poder cumplir con la Sarbanes–Oxley?
Muchas compañías dicen que les gustaría irse del mercado, lo cual es difícil; para otras, la ley tiene muchos beneficios. Hay que ver si (los que piensan salirse) es por el valor que tiene o por los costos que implica. La pregunta es ¿se trata sólo del costo o del valor (de seguir cotizando)? Fundamentalmente es el costo. Es seguro que numerosas compañías, que hubieran entrado hace dos años, no se van a enlistar en el mercado estadounidense.

-

Irónicamente las compañías se enlistan para acceder a capital barato. ¿No sería mejor recurrir a los bancos?
Si tienes una gran compañía fuera de Estados Unidos, deberías considerar entrar al NYSE. Muchas firmas se topan con que una vez enlistadas rebotan a su propio país para ser administradas por bancos de inversión. Tratan de expandir su base de accionistas, pero si la compañía no es grande y bien conocida en EU no ve los beneficios, porque los inversionistas ni la conocen, ni están interesados. Los que tengan acciones de ese tipo de empresa deberían volver a colocarlas en sus países de origen.

-

¿Para qué molestarse en entrar al NYSE?
Para expandirse. Algunas compañías encuentran que su mercado local no es lo suficientemente grande y deciden irse al mercado más grande del mundo. Sin embargo, esto implica un alto costo.

-

Muchas compañías ya se fueron.
Eso confirma que en primer lugar ni siquiera tenían muchos accionistas.

-

Los grandes escándalos fueron de firmas estadounidenses. ¿Es injusto que la ley se imponga a compañías extranjeras?
Es el principal argumento en Europa, porque sus gobiernos corporativos son buenos. Existe la sensación de que se deberían hacer ajustes para las distintas estructuras alrededor del mundo y que no solamente tengan que cumplir con la misma ley. Para algunas compañías sale muy caro cumplir.

-

¿Cuál es el costo de contratar asesores para cumplir con la ley?
Varía dependiendo del tamaño de la firma, pero el costo total para la compañía puede ser de muchos miles de dólares.

-

¿Se magnificaron demasiado los escándalos?
Creo que sí.

-

¿La ley va a detener malas prácticas?
Creo que tiene algunas cosas buenas, pero si se tiene una administración corrupta le van a poder dar la vuelta si es lo que quieren hacer. Vamos a ver versiones de Sarbanes–Oxley surgir alrededor del mundo, pero van a ser menos onerosas.

-

La ley afecta al gobierno corporativo; sin embargo, hay firmas que creen que éste es sólo una moda y lo tienen nada más por apariencia, pero siguen tomando decisiones ocultas.
Los accionistas independientes merecen y esperan estar protegidos. Sí hay el riesgo de que algunas compañías lo adopten por las apariencias, hay mucho que hacer sobre el tema. Un mercado es libre con base en el conocimiento, tener suficiente información para decidir dónde se quiere poner el dinero. El gobierno corporativo consiste en un proceso que se lleva a cabo por una persona externa, para reportar lo que sucede dentro de la empresa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Hace unos años se especulaba si un caso Enron se podría dar en México. El mercado bursátil local no tiene ni el tamaño ni el volumen de EU. De hecho, sucedió algo mucho peor: la crisis bancaria de los 90. La Comisión Nacional Bancaria y de Valores constantemente refresca los requerimientos de las compañía públicas locales. El escrutinio es cada vez mayor y aumentarán los pedidos de información más estrictos, con nombres distintos a Sarbanes-Oxley.

Ahora ve
Cuatro guatemaltecos murieron en el río Bravo, en su intento por llegar a EU
No te pierdas
×