¿Adiós a la meta inflacionaria de 2003

-
Joel Martínez *

La historia se repite. El Banco de México tolera que la inflación escape de su control, como el año pasado. Las encuestas semanales de expectativas sobre este indicador realizadas por Infosel Financiero tienen ocho semanas subiendo. El 13 de febrero el consenso de los analistas y operadores de mesas de dinero era que la inflación de 2003 sería de 4.13%. Para el viernes 11 de abril el pronóstico había escalado hasta 4.49%.

-

Ahora, con el reporte de 0.63% en la inflación de marzo, se valida el aumento del pesimismo de los consultores en materia de precios al consumidor, aun con la baja del precio del dólar.

-

Lo más grave es que la inflación acumulada en el primer trimestre del año –1.32%– ya se comió casi la mitad de la meta oficial, y aún faltan tres trimestres por recorrer. Para cumplir el objetivo original de 3% se requiere que de abril a diciembre el promedio mensual del indicador sea de 0.19%, lo cual se antoja casi imposible.

-

Por otra parte, aunque de manera muy tibia, ya se reconoce contaminación inflacionaria por la depreciación cambiaria, y el aumento de precios en mercancías ya tiene dos meses de registrar niveles relativamente altos.

-

Finalmente, la inflación al productor sí que lleva lumbre: reportó una alza de 1.32% en marzo y lleva un acumulado de 3.13% en el primer trimestre. Contrastado con el año anterior este índice subió de 5.61% en febrero a 8.45% en marzo. El pass through prácticamente se lo está tragando el empresario. Sin embargo, los analistas se desentienden de este peligro argumentando que la recesión ayuda a que la inflación del productor no se pase al consumidor, y diciendo que los márgenes de utilidad de las compañías son altos y aguantan una mochada.

-

El banco central ha tirado al cesto de la basura el uso de las tasas para controlar las expectativas inflacionarias, dejando que sea el gobierno quién domestique las presiones alcistas en los precios al consumidor.

-

La administración, mediante la Secretaría de Hacienda, ha estructurado dos estrategias en este sentido: controlar los precios de la electricidad y el gas, e intervenir indirectamente el mercado cambiario.

-

Finalmente, a partir del 2 de mayo venderá cerca de $1,800 millones de dólares de excedentes de reservas, durante tres meses, para buscar poner el tipo de cambio abajo de $10.40, con el fin de ayudar al descenso de perspectivas inflacionarias.

-

La apuesta es buena, pero peligrosa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

*El autor es analista de temas económicos y financieros. Comentarios a : editores@expansion.com.mx.

Ahora ve
Las razones por las que ONG demandan a Coahuila ante Corte Penal Internacional
No te pierdas
×