¿Alguna objeción a la boda?

¿Será demasiado grande el gigante bancario? Los directivos de los dos mayores bancos del país tan
Ulises Hernández

El rumor cobró fuerza a principios de año luego de que The Wall Street Journal informó que los altos mandos de Banamex y Bancomer se habían reunido para discutir las posibilidades de una fusión. La versión fue desmentida categóricamente por los dos bancos.

-

Pero meses después, los directivos de ambas instituciones comenzaron a manejar el tema públicamente. El presidente de Grupo Financiero Bancomer, Ricardo Guajardo Touché, aceptó que una asociación con Banamex sería “deseable”, aunque reconoció que por ahora “no están dadas las condiciones” para realizarla.

-

¿A qué se refería Guajardo Touché?
Una fusión entre las dos principales instituciones de crédito del país crearía una entidad bancaria tan grande y poderosa que la probabilidad de que fuera autorizada hoy en día es bastante reducida, de acuerdo con analistas y funcionarios consultados.

-

“En estos momentos, una fusión Banamex-Bancomer es muy poco probable. Tendrían problemas para hacerla”, opina Robert Lacoursière, analista de bancos de la firma neoyorquina, Bear Stearns.

-

La alianza generaría problemas de concentración de mercado y de competencia, lo que dificultaría su aprobación por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CBV) y la Comisión Federal de Competencia (CFC).

-

Un banco producto de la fusión acumularía más de $510,000 millones de pesos en activos ($51,000 millones de dólares) y concentraría cerca de la mitad de los créditos y depósitos del sistema bancario.

-

Tendría automáticamente una participación de 40% del mercado, aunque ésta podría aumentar dependiendo el segmento del negocio que se mire. Ejercería, por ejemplo, un poder dominante sobre las hipotecas y los préstamos para la pequeña y mediana empresa, con cuotas de 60 y 50% del mercado, respectivamente, según Bear Stearns.

-

Un banco fusionado controlaría virtualmente el sistema de pagos del país: manejaría más de ocho millones de cuentas de cheques, ahorro e inversiones –una tercera parte del total–. Tendría una red de más de 2,600 sucursales y una nómina superior a 54,000 empleados.

-

Dado que Banamex y Bancomer pertenecen a grupos financieros, una fusión enfrentaría obstáculos en el renglón de las administradoras de fondos para el retiro (Afore). La legislación actual prohíbe que un mismo banco posea dos Afore, por lo que uno de ellos tendría que deshacerse de su negocio de pensiones.

-

La fusión también enfrentaría objeciones desde el punto de vista político. Algunos especialistas opinan que autorizar un banco de semejante tamaño acarrearía un riesgo para el sistema, pues las autoridades no podrían darse el lujo de dejarlo fracasar si cae en aprietos.

-

Existe además otro concepto conocido como “la captura del regulador” que podría aplicarse. Las empresas demasiado grandes en un sector tienden a imponerse a las autoridades.

-

“Se vuelven tan poderosas que pueden influir en la legislación que se les aplica, en cómo se interpreta y en cómo se modifica”, comenta un funcionario gubernamental interesado en el caso y que pidió el anonimato.

Ahora ve
"A Del Mazo le doy calificación de cero como alcalde": Vázquez Mota
No te pierdas
×