¿Cómo serás?

Dos mexicanos crean Katún, un software de reconocimiento físico que ayuda en la investigación de
Cristina Calvo

La familia Sierra nunca se imaginó que su llegada a México sería el inicio de una pesadilla. El 2 de agosto de 2003 Edith García y Jesús Sierra en compañía de su pequeño bebé Joshua Keshaba arribaron a nuestro país con el propósito de bautizarlo en presencia de todos sus familiares, sin embargo, el 12 de ese mes el menor y Guadalupe Chávez, de 15 años, se quedaron solos en casa de su abuela Ramona, quien al regresar encontró sólo a la joven asesinada, Joshua había desaparecido.

- Más tarde recibieron una llamada para exigir el rescate. Durante la operación la policía logró capturar a Ismael Castillo, prisionero en el Reclusorio Oriente, luego fue detenido Sergio García Contreras, padrastro de Ismael, quien fue remitido al Reclusorio Oriente. Sin embargo, hasta este día, ninguno de los dos responsables ha dado información de la ubicación de Joshua que, de estar vivo, tendría tres años cinco meses.

- El mayor número de denuncias presentadas por extravío de personas se da entre la población adolescente, con 50%. De acuerdo con estadísticas de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, en 2004 se recibieron 1,314 denuncias y se atendieron a unas 7,000 personas en el Centro de Apoyo de Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA).

- El problema de desaparición de infantes es sumamente serio. Guillermo Gutiérrez, presidente de la Fundación Nacional de Investigaciones de Niños Robados y Desaparecidos, estima que en los últimos cinco años más de 100,000 niños y niñas han desaparecido por diversas causas: ausencia injustificada, sustracción de la madre o padre, ausencias voluntarias para buscar mejores opciones de vida ya sea en Estados Unidos o en las ciudades más importantes del país; o por violencia intrafamiliar, para convertirse en lo que conocemos como niños de la calle.

- La máquina del tiempo
Un problema que se presenta a nivel mundial es el reconocimiento físico de personas desaparecidas durante largo tiempo. En Europa, las corporaciones policíacas adquirieron un programa que permite modificar el rostro de una persona en pocos minutos, logrando que su cara envejezca. Hasta ahora los encargados de elaborar los retratos hablados tardarían en este mismo procedimiento, más de 20 horas usando un pincel y decenas de transparencias.

- Pero esto que se escucha de primer mundo puede ser una realidad en México, dos investigadores del Instituto Politécnico Nacional desarrollaron un sistema de evolución facial denominado Katún, como una herramienta en la localización de personas extraviadas.

- El proyecto que surgió hace un año fue desarrollado por Alejandro Mejía Juárez y Erlik Corona Barajas, ambos estudiantes de la Escuela Superior de Cómputo (Escom).

- Katún viene del maya y significa dios de la edad y la vejez, pero también equivale a 7,200 días, lo que para los mayas representaba una era.

- El sistema hace una estimación del fenotipo que tendría una persona al pasar los años, y todo lo que se necesita es una fotografía. Ésta se escanea y con base en ella se establecen los puntos somatométricos que serán indicados por un especialista. Después se genera el expediente de la persona y se establece la edad que tiene en la fotografía y la edad a la que se quiere proyectar, sin olvidar establecer las señas particulares como lunares o cicatrices.

- Con estos datos, Katún se encargará de realizar el procesamiento digital de la imagen y generará un reporte donde se podrá observar a la persona cómo será en un determinado número de años. Para lograr estas proyecciones el sistema utiliza dos técnicas, la primera de niño a adulto, en donde el cráneo sufre un crecimiento que no sigue un patrón definido, por lo que hay que aplicar dos variables que procesarán la imagen para adecuarla a las medidas del cráneo de acuerdo a estudios antropológicos. Y la segunda es cuando se quiere mostrar a un individuo mayor de 20 años.

- Comparado con otros programas, Katún puede realizar este procedimiento en menos tiempo que otras herramientas, “ya que los métodos actuales parten de un retrato hablado y conllevan una gran dosis de subjetividad por parte del perito y de quien hace la descripción”, asegura Mejía Juárez, mientras que el Sistema de Evolución Facial realiza el crecimiento del rostro directamente de una fotografía de la persona ausente, lo que incrementa globalmente el nivel de objetividad de la tarea.

- Hecho en casa
Con una inversión de 9,000 horas hombre y con tres computadoras y dos portátiles fue posible crear este proyecto, desarrollado completamente con tecnología Java, para procesamiento de imágenes.

- Katún es capaz de proyectar el crecimiento de personas a partir de los siete y hasta los 70 años de edad; sin embargo, para Erlik Corona, uno de sus creadores, todavía falta afinar algunos detalles sobre el crecimiento que se da de la etapa de niñez a la de adulto, así como el modo en que surgen las arrugas.

- En este proyecto, cien por ciento mexicano, participaron antropólogos y odontólogos, quienes proporcionaron información referente a la evolución del ser humano. Corona menciona que  basó el software en el campo de la somatometría, ya que esta rama de la antropología se encarga de realizar una serie de mediciones en el cuerpo humano, básicamente de tipo transversal y longitudinal.

- Para sus creadores este sistema automatizado tiene futuro, pues podría ayudar a ubicar a miles de personas extraviadas. El Instituto Politécnico Nacional está en pláticas con el Departamento de Servicios Periciales de la Procuraduría de la República, para concretar este proyecto, pues con la información apropiada su efectividad puede incrementarse ampliamente.

Ahora ve
Trump retuitea un videomontaje en el que ‘golpea’ a Hillary Clinton
No te pierdas
×