¿Cuál es el perfil ideal de sus egresa

Mucho se habla sobre el abismo que separa a la realidad de las aulas. En un intento por salvarlo, al
Luis Hernández Martínez

La mundialización de la economía trajo una preocupación más a los directores de escuelas y facultades de administración del país: las teorías y los planes de estudio ya no son el valor agregado que las universidades o instituciones de educación superior pueden ofrecer a las compañías al momento de argumentar por qué sus alumnos son los mejores. La homogeneización de las prácticas financieras, operativas y mercadológicas de las empresas –producto del avance y aparición de las nuevas tecnologías, entre otras cosas– y la incursión de ejecutivos o empresarios al mundo de la academia, hacen que las firmas busquen, por arriba del currículum, características y valores que son responsabilidad exclusiva de la persona, de su esencia como ser humano.

- -

No es que la formación académica de calidad sirva para nada. Pero la realidad es que cada vez son más las escuelas que ofrecen en sus carreras –a través de simuladores, prácticas profesionales, planes de becarios, internados o intercambios en el extranjero– la posibilidad de medir la temperatura del mundo laboral antes de que los alumnos inicien la carrera profesional. Hace algunos años los universitarios se dividían en dos grandes bloques: egresados de instituciones públicas y de las privadas. Hoy, la competencia en el mundo laboral provoca que la variedad de estudiantes aumente en cada generación. Así surgió la necesidad de jóvenes con un perfil que cubra cualidades como liderazgo, creatividad, ética, flexibilidad, conocimiento teórico y técnico, pensamiento global…sin importar, tanto, su procedencia académica.

- -

"Mientras los mexicanos estén más preparados, mejores posiciones alcanzarán en las grandes corporaciones. Los resultados de su trabajo se reflejarán en las tareas y objetivos que cumplan en los ámbitos público o privado –expresa Carlos Fernández, director general de Grupo Modelo–. Lo podemos ver en la banca y en el sector de consumo: mexicanos y extranjeros en nuestro país ya tienen un papel importante. También en las empresas pequeñas y micro. Hoy ya compiten todos contra todos, incluso dentro de México, nuestra casa."

- -

A decir del entrevistado, una persona debe estar y crecer con una empresa según sus expectativas e ideales, pero igualmente debe entender que existen etapas y tiempo: "Shell empezó con una torre de exploración, hoy está en todos lados. Aplicando lo anterior en los terrenos del liderazgo se dice que no se trata de crecer rápido en unos años, sino de que se desarrolle un concepto de negocio que perdure de manera importante en el largo plazo."

- -

Para lograrlo, algunas de las características que cualquier egresado de una escuela o facultad de negocios debe cubrir son: trabajo en equipo, compromiso con las tareas a realizar, sentido común, honestidad tanto en las prácticas corporativas como en las personales, ética, humildad y disposición al trabajo. Bien dice la cultura popular: para dar órdenes primero hay que saberlas obedecer. Las empresas, según los empresarios consultados, no buscan gente arrogante que quiera estar en el escritorio o mandando a diestra y siniestra sólo "porque sí estudió".

- -

Primero, ser humano

- -

Los futuros empresarios deben tener una idea clara sobre la función a cumplir en la vida. Manuel Senderos Irigoyen, presidente fundador del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (ipade) y de la firma Desc, divide esa tarea en dos: colaborar al bienestar social y atender a los inversionistas que ponen en riesgo su capital. "Pero si no se cumple con la segunda, no podrán hacer la contribución social que el país necesita. El egresado tiene que sentir pasión por su trabajo. Hacerlo con ilusión, gusto y ganas. Así es mejor. Hay que trabajar en lo que se cree aunque se sacrifique en el corto o mediano plazos el aspecto de la retribución económica. Deben utilizar todos sus conocimientos, mismos que no terminan con la escuela, sino que continúan en los primeros años de su vida laboral."

- -

Visión del mundo, manejo de las nuevas tecnologías, solución de conflictos, dominio de idiomas, conocimiento del entorno, comprensión de los usos y costumbres del país y adaptación al cambio figuran igualmente en la lista de atributos del perfil ideal del egresado de una escuela de negocios. Para Aurelio Gómez Villaseñor, presidente del Consejo de Grupo Corvi, todo lo anterior representa únicamente 25% de una contratación: "Es el primer paso para que una empresa diga que se interesa por el aspirante." El resto, a decir del ejecutivo, es lo más importante. Es un amplio porcentaje relacionado con los valores personales: congruencia, honestidad, lealtad, espíritu de servicio. "También que guste de la capacitación continua y que quiera capacitar a otros. El currículum es importante, pero las actitudes lo son más."

- -

Sobre las ventajas competitivas, el entrevistado dice que el egresado debe permanecer alerta a los cambios del entorno económico, político, social y tecnológico: "Tiene que preocuparse por ofrecer valor agregado. Hacer equipo de trabajo. Estar preparado para la toma de decisiones asertivas. Contar con un adecuado conocimiento del mercado interno y saber cómo se hacen los negocios en el mundo. El problema de la gente que viene de universidades extranjeras es que no conoce bien el mercado mexicano. Por eso se equivocan las empresas que prefieren egresados de universidades foráneas para los puestos de alta dirección, por encima de los de escuelas mexicanas: si lo que quieren es desarrollar negocios en México, nadie mejor que un mexicano para conocer su mercado, costumbres y valores como país."

- -

Por su parte, Senderos considera indispensable que se regrese al estudio y enseñanza de las ciencias sociales en las escuelas y facultades de negocios, pero con una profundidad que vaya más allá de las meras técnicas de la administración. También piensa que las instituciones educativas deben inculcar en los estudiantes el respeto por la experiencia: "El dueño o director de un negocio, una persona ya mayor, a lo mejor no está al tanto de las nuevas tecnologías y las subestima. Piensa que si salió adelante sin ellas, entonces puede continuar así. Pero esa sólo es una parte de la realidad. La otra es que el egresado no le da valor a la experiencia del director viejo; y es que quizás ese directivo no tiene el conocimiento de las nuevas técnicas, pero sí tiene toda la experiencia para hacer negocios. Creo que hay una falta de comunicación entre las generaciones."

- -

Para los empresarios entrevistados, la escuela ideal es aquella que desarrolla los aspectos de negocio y humanos en sus egresados; que inyecta valores y los fomenta en el largo plazo. Así, la primera lección que la mayoría de los jóvenes debe aprender es que las cosas se logran con base en sacrificio y dedicación. Fuera de la escuela hay mucho que asimilar, bien lo saben, pero también tienen que estar conscientes de que se conoce a través de la gente, incluso de aquella que no tiene estudios: la humildad es muy importante.

- -

"Hay escuelas que sólo dan teoría, cosas que nunca se van a usar. No puedo decir si es mejor una pública o una privada. Para mí, lo que debe existir es un buen alumno. No podemos discriminar. El perfil es una parte y los valores conforman la otra. No soy capaz de afirmar que si este estudiante es de tal universidad, entonces no lo quiero. Con base en el currículum algunos podrán apantallar, pero una empresa siempre debe investigar más allá para tener en sus filas a la gente con mejor talento. Hoy no hay fronteras, el mundo se hizo pequeño y la influencia de otras culturas es mucha. Las escuelas deben responder a esa transformación. Deben cambiar y, las que no puedan hacerlo, desaparecer", expresa Gómez.

- -

Fernández dice que los egresados deben distinguir el bien del mal: "El primero es un comportamiento acorde con principios generalmente aceptados. El joven debe enfocarse a construir lo que sería su leyenda de vida, su historia personal. Que sepa bien qué quiere y que aprenda a reconocer sus errores. Un título no pone a la gente automáticamente a la cabeza: al contrario, ese documento la lleva a otros terrenos donde se tiene la obligación de buscar la manera para que los demás pueden acceder a esos estudios."

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las citas y fotografías de los hombres de negocio que aparecen se obtuvieron del Salón del Empresario, un trabajo periodístico que Expansión hace desde 1993. Todos los galardonados cursaron, por lo menos, un programa en el ipade, única escuela mexicana que aparece en el listado de las 50 instituciones educativas más importantes según The Wall Street Journal y Harris Interactive.

-

Ahora ve
Lenín Moreno juramenta como presidente de Ecuador
No te pierdas
×