¿Cuánto nos cuesta vivir así ?

-

El clima de inseguridad que vive México raya en lo grotesco: jueces que -terminan en el banquillo de los acusados mientras el presunto delincuente -confiesa su deseo de actuar en alguna telenovela; agentes y ex agentes -policíacos que encubren o encabezan bandas criminales; secuestradores que -invariablemente huyen de su guarida cinco minutos antes de la llegada de la -policía, luego de chantajear a las familias de sus víctimas con tácticas -espeluznantes.

- ¿Una película de terror? No, desgraciadamente es el drama cotidiano de -millones de mexicanos que han perdido sus bienes y algunos hasta la vida a manos -de estos delincuentes. Ante todo, está un sentimiento que ha devenido en uno de -los más costosos para la sociedad: el miedo.

- Por temor a que sus planes terminen en el cañón de una pistola, un número -indeterminado de proyectos de inversión productiva han sido cancelados o han -cambiado de destino. También por temor, innumerables empresas han tomado con -cautela sus planes de expansión y gastado fortunas en procurar alguna seguridad -–aunque siempre insuficiente– para sus plantas, oficinas, productos y -empleados. Por miedo, ciudadanos de todos los estratos sociales han tenido que -enfrentar cada vez mayores gastos en la compra de protección para sus bienes y -para sus familias.

- Mientras todo esto sucede, ¿qué están haciendo nuestras autoridades? Si -bien no quiso otorgar ningún adelanto a Expansión, por estos días el -gobierno federal presentará un “ambicioso” programa que busca combatir a la -delincuencia. Lo menos que esperamos es que este urgente y necesario plan –que, -sin duda, llega bastante tarde– haya considerado al menos un profundo benchmarking -con los casos de éxito de otros países que han disminuido sus índices de -criminalidad en tiempos récord. Ahí está, por ejemplo, Estados Unidos y, en -particular, Nueva York. Y habría que subrayar que lo fundamental es llevar a -cabo una reforma integral, de fondo, de todos los aparatos de procuración e -impartición de justicia. Sobra decir que sólo con salarios dignos podremos -contar con policías y jueces confiables.

- Esto es obligado, ya que el costo que la sociedad mexicana está pagando no -es meramente el precio de la inseguridad, sino el de la impunidad. Baste con -señalar que, según cálculos muy conservadores, el clima de violencia que -sacude a México arroja un costo –sin contar lo que se deja de ganar– de -$50,000 millones de pesos anuales; es decir, 1.5% del Producto Interno Bruto -(PIB) de 1997. En otras palabras, ese monto representa la mitad del presupuesto -total de educación en ese mismo año. El costo ya lo estamos pagando, y con -creces. Por tanto, esperamos que las distintas fuerzas políticas, en vez de -estorbar planes, dediquen sus energías en exigir su cumplimiento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Es evidente que el hilo de la legalidad está roto. Y así no hay país que -funcione ni sociedad que prospere.

- - -Los editores

Ahora ve
España inicia los trámites para intervenir en el gobierno de Cataluña
No te pierdas
×