¿El coctel? En el museo

Como los hoteles, ahora los museos ofrecen sus salones y espacios para reuniones de negocios.
Mauricio Orihuela Álvarez

La estilizada estatua del “caballito” de Manuel Tolsá o el alcázar -donde Carlota se asomaba al jardín, pueden dar el toque clásico y fastuoso al -evento de la compañía. El Castillo de Chapultepec y otros museos de la Ciudad -de México ya son anfitriones de banquetes, cocteles y presentaciones de las -empresas.

- La remodelación del Museo Nacional de Historia dentro del Castillo de -Chapultepec logró instalaciones comparables con el Louvre de París, del -Hermitage de San Petersburgo o del Uffizi de Florencia.

- La restauración y el mantenimiento fueron posibles gracias a los donativos -de las empresas y hoy cualquier evento de negocios estará rodeado de historia y -de cultura. Los grandes hoteles de la ciudad o los lujosos restaurantes y -salones de eventos ya no son los únicos lugares para las reuniones de las -empresas.

- El Museo Franz Mayer, el Museo Nacional de Arte (Munal) y la Casa de la Bola -son espacios para empresarios que buscan quedar bien.

- Es cierto que existen restricciones, como la música que se puede tocar, los -proveedores de banquetes autorizados y los horarios, pero los museos son mucho -más que un salón de eventos.

- En este sentido, Federico Sada, presidente de la Fundación Pro Museo -Nacional de Historia, destaca que el sector privado y la sociedad en general -pueden apoyar en gran medida a la promoción de la cultura y a la conservación -de museos y monumentos, a través de labores de responsabilidad social o de -fundaciones. “En la medida en que empresas y organizaciones piensen en darle -un componente cultural a sus eventos corporativos, llevándolos a cabo en museos -y lugares históricos, podremos generar más recursos para mantener estos -valiosos espacios culturales”.

- El directivo de Vitro agrega: “Los recursos que generamos ayudan a mejorar -las colecciones y los acervos culturales, a adquirir equipo, y a mantener -instalaciones, así como a financiar exposiciones. Todo esto es para beneficio -de los visitantes y a favor del patrimonio cultural de los mexicanos”.

- Un evento con historia
-
“Trabajamos un programa durante 10 años para restaurar el Museo Nacional -de Historia y tenemos una estrategia para trabajar con los empresarios de -México”, dice Luciano Cedillo, director general de este museo y responsable -de que el Castillo de Chapultepec sea actualmente un espacio comparable con los -mejores museos del mundo.

- “El hecho de realizar eventos especiales nos permite tener ingresos para -mantener el museo en las condiciones en que está. Contamos con un presupuesto -anual que sirve para seguridad, limpieza y mantenimiento, pero el equipamiento y -el acceso a las nuevas tecnologías debe salir de otro lado. Se trata de -compaginar la promoción con los donativos”.

- Pero existen algunos puristas que aseguran que alquilar los espacios del -Museo Nacional de Historia significa prostituir la cultura. El museo está -abierto a asociaciones civiles, académicas y de gobiernos, así como a la -iniciativa privada.

- Cedillo afirma que en estos tiempos no se puede pensar en tener este tipo de -espacios sin donativos. “Además, existe una normativa. Se trata de tener -actividades culturales y no se permiten las sociales, como quince años, bodas o -fiestas particulares. El alquiler de espacios se liga a conciertos y a visitas -guiadas. Se dan charlas históricas y de degustación, así como ciclos de -conciertos y exposiciones temporales”. El titular del Museo Nacional de -Historia es tajante: “No es lo mismo un hotel que un sitio histórico. No -queremos competir con el Four Seasons porque se trata de un lugar con -restricciones y características diferentes”. Los invitados de la empresa -también pueden disfrutar de otras opciones en un museo, como conciertos, -visitas guiadas o mirar las colecciones de arte.

- Sobre los proveedores para banquetes, las autoridades del museo sugieren una -lista de empresas que cumplen con las exigencias del recinto. El cliente puede -proponer a algún proveedor del coctel, pero está sujeto a aprobación.

- En cuanto a los horarios, la restricción en todos los casos es respetar las -actividades del museo en sus jornadas normales. Así, los eventos quedan -prohibidos de 9 a 17 horas.

- Cuestión de presupuesto
-
Hansel Ortegón, director de Eventos Especiales del Museo Franz Mayer, opina -que no hay presupuesto que alcance para el mantenimiento de este lugar. “Yo -pensaba que la cultura se prostituye por alquilar los espacios a la iniciativa -privada, pero cambié de idea cuando me di cuenta de que no hay presupuesto que -alcance para restaurarlo, garantizar su mantenimiento y su estadía”.

- El Franz Mayer cuenta con una de las mejores colecciones de arte europeo en -México, como pinturas, muebles de marquetería holandesa, tapicerías -flamencas, relojes, grabados, platería y cristalería clásica.

- El museo de la avenida Hidalgo puede hospedar de 30 a 2,000 personas en los -salones. “No ofrecemos banquetes, música, ni decoración, aunque podemos -sugerir algunas empresas que proveen todo lo necesario”, comenta Ortegón.

- Y si quiere marcar la memoria de los invitados, el lugar ofrece exclusivos -recuerdos del museo como publicaciones personalizadas, así como artículos de -oficina con motivos del museo y agendas temáticas, la de 2005 es sobre los -Quijotes.

- Por si fuera poco, el patio techado de la sala Eugenio Sixto estuvo abierto -entre noviembre de 2004 y enero de 2005 para quienes quisieran convocar a 600 -personas.

- Ortegón define el valor agregado del espacio que dirige: “Aquí los -asistentes pueden tener una visita guiada por la exposición permanente o por -las temporales y se puede dar en inglés, francés y español”.

- El Franz Mayer permite la presencia de marca y de patrocinadores, así como -montajes, pero prohíbe clavar o perforar las paredes del recinto y llevar -mariachis.

- Una bola, un museo
-
Casi todos estarán de acuerdo con Marcela Ramírez, directora del Museo de -la Casa de la Bola, cuando afirma que “un monumento histórico le da a -cualquier celebración una atmósfera especial”.

- Como en el resto de los casos, la idea de sumar nuevos servicios a las -funciones tradicionales del museo se debe básicamente a la necesidad de dinero -fresco para poder conservar y restaurar el recinto.

- Al nombrarle a Ramírez la posición de algunos que están en contra de abrir -estos espacios a la iniciativa privada, la directora del museo aclara que: “la -mayor parte de nuestro financiamiento proviene de eventos privados. Sin -patrimonio monetario –ya que lo único que nos legó el fundador fue el -cuidado de los inmuebles y de sus colecciones– para nuestra fundación es -necesario rentar los espacios”.

- Dentro de los espacios disponibles para realizar eventos en este museo de -Parque Lira, está el patio para 450 personas, así como el comedor para 90, que -incluye la terraza con vista al jardín y un pequeño auditorio con capacidad -para 70 personas. “Tenemos tarifas preferenciales para las empresas o personas -que hayan rentado algún espacio antes. En cuanto a horas de evento, montaje y -desmontaje se arman paquetes de acuerdo con los requerimientos del cliente”.

- Es verdad que hay opiniones encontradas al respecto, pero entrar a estos -museos y constatar que el patrimonio cultural de México está bien preservado y -que las instalaciones y los servicios son de primer mundo, sugiere que los -donativos y las aportaciones extra brindan algo mucho más importante que el -dinero: espacios dignos y, sobre todo, la posibilidad de convivir con la -historia y cultura de México sin el riesgo de perderlas por falta de recursos.

Ahora ve
No te pierdas