¿Eres confiable?

Si una empresa es íntegra en sus operaciones generará confianza; y si es confiable, contenderá me
Héctor Arangua Morales*

No hay suficientes estadísticas sobre el tema, al menos en nuestro país, pero todo indica que las firmas con esquemas formales para asegurar la integridad en sus actividades todavía forman un núcleo pequeño.

-

Constituyen este grupo empresas multinacionales que han transplantado y adaptado a México los programas de sus oficinas matrices. También algunas grandes corporaciones nacionales, generalmente exitosas y con operaciones en otros países, han realizado avances notables en este ámbito. Por último –y quizá con mayor mérito– hay compañías mexicanas medianas y pequeñas que también cuentan con políticas de integridad, algunas certificadas por entidades especializadas. Muchos son los factores que dificultan la diseminación de tales prácticas, entre los cuales destacan la contracción de mercados y los problemas de liquidez que padecen numerosas organizaciones, lo que las obliga a concentrarse en otras prioridades.

-

Es un hecho que la transparencia se está volviendo a escala mundial una ventaja competitiva. La globalización de los mercados y de los flujos financieros, la hipercompetencia a la que se enfrentan las empresas, el creciente interés en temas ambientales, de seguridad e higiene laboral y en tópicos sobre derechos humanos por parte de grandes consorcios compradores, son elementos del entorno que contribuirán a hacer de los programas de integridad un factor cada vez más relevante. Una forma que tienen a su disposición las firmas mexicanas para competir mejor es generar confianza en clientes, proveedores e inversionistas, a través de conductas demostrables.

-

¿Cómo implantar un programa de integridad?
Existen diversos procedimientos para conseguir este objetivo. Instituciones como Aval, Secodam (ahora Secretaría de la Función Pública) y Compite recomiendan y siguen cada una caminos ligeramente diferentes. Sin embargo, se pueden identificar seis etapas básicas.

-

1 DEFINICIÓN DE MISIÓN Y VALORES
Esto asegura la conexión entre el plan estratégico de la organización y el programa de integridad. En caso de no estar establecidos, es necesario determinar cuál es la función básica que da razón de ser a la firma y los principios en los que se sustenta el cumplimiento de sus metas. Entre la diversidad axiológica, es preciso dejar en claro cuáles valores están vinculados con lo que realiza la corporación.

-

2 FORMULACIÓN DEL CÓDIGO DE CONDUCTA
Los valores dan pie a normas que regulan la operación de la empresa y que integran un código de conducta. Hay que asegurarse de abarcar los aspectos que representan mayor peligro para la agrupación.

-

Las áreas de alto riesgo varían de una compañía a otra y pueden ser: uso de la información, manejo de recursos financieros, seguridad del personal, relaciones con la comunidad o con el gobierno, vínculos con el medio ambiente, etcétera.

-

Para cubrir este punto y el anterior es de la mayor importancia el apoyo y aceptación de propietarios y directivos, y la participación activa de los diversos grupos internos de la firma.

-

3 INSTRUMENTACIÓN Y DIFUSIÓN
En esta etapa se trata de asegurar la comprensión y aceptación del código por el personal de la empresa y  la gente con ella asociada. Implica un esfuerzo sistemático de difusión y capacitación.

-

4 EVALUACIÓN DE CUMPLIMIENTO
Es necesario establecer los registros de cumplimiento e incumplimiento de las normas, mecanismos de denuncia, estímulos y castigos, así como la evaluación del funcionamiento del código y de su impacto.

-

5 MEJORA CONTINUA
El código está sujeto a un proceso de actualización y perfeccionamiento para incorporar modificaciones en los valores de la organización, cambios legales, áreas de negocio adicionales, así como los ajustes orientados a su mejor seguimiento.

-

6 CERTIFICACIÓN
Muchas empresas requerirán avalar ante terceros que cuentan con un programa de integridad de acuerdo con una norma generalmente aceptada. Al respecto existen avances por parte de asociaciones como Compite o certificadoras autorizadas como Buró Veritas, US de México y Quality Systems, que pueden proporcionar una constancia a las compañías que hayan instrumentado el modelo.

-

También se cuenta con el sistema de gestión de negocios por integridad, que incorpora un código de conducta, una política de transparencia y un conjunto de procedimientos documentados para asegurar la pulcritud de los procesos de comercialización, contratación, ejecución, entrega y cobranza de los servicios de consultoría. Este esquema se apega al protocolo de la Federación Internacional de Ingenieros Consultores.

-

El futuro inmediato
Las empresas que apuestan por el futuro reconocen que comunicar a clientes e inversionistas los programas de responsabilidad social empresarial e integridad son factores que inciden en la competencia. Adicionalmente, saben que desarrollarse en este sentido reduce riesgos en la operación y costos relacionados con el incumplimiento de leyes o normas. Como se ha visto en casos recientes, tales factores pueden llevar a la desaparición misma de las corporaciones.

-

*Héctor Arangua Morales es director ejecutivo de Funtec.

Newsletter
Ahora ve
El camino de Trump para revocar el programa de salud propuesto por Obama
No te pierdas