Éxito instantáneo

Minas de diamantes, negocios jugosos... ¿Quiere caer en una trampa?
Adriana Reyes

Una carta llega a su oficina. Lo invita a participar en jugosos negocios en Nigeria, un país que promete. Pueden ser minas de diamantes, exportación de petróleo, importación de otros productos... Inversiones mínimas –a partir de $40,000 dólares– y beneficios máximos. Parece difícil ignorarla. Se trata de un viejo truco que por supuesto termina en fraude y que vuelve a circular entre empresarios de México.

-

Fue una moda a principios de esta década. En aquel entonces el desembolso que pedían los firmantes del documento era de $20,000 dólares.

-

Las misivas, que exhortaban a compartir información financiera confidencial, se multiplicaron, y la señal de alerta se encendió. La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) tomó cartas en el asunto y el 3 de junio de 1994, luego de que algunas embajadas mexicanas tuvieron conocimiento de denuncias del fraude, emitió un comunicado en donde alertaba a los mexicanos.

-

“Constatamos con las embajadas la seriedad de las empresas y en la mayor parte de los casos detectamos que se trata de compañías inexistentes o ubicadas en terceros países, y como regla general se descubrió que no pertenecen al gobierno de Nigeria, y en muchos casos ni siquiera a ciudadanos de ese país”, explica el embajador Federico Urruchua, director general para África y Medio Oriente de la SRE.

-

El gobierno de Nigeria ya adoptó medidas para detener el fraude y publicó una lista de empresas y personas involucradas.

-

Urruchua señala que la SRE puede dar una orientación adecuada a quienes reciban este tipo de invitaciones. “Algunas de nuestras embajadas en el extranjero han podido intervenir para evitar fraudes que estaban en proceso. En algunos casos ya se había entregado algo de dinero, pero salvamos a los empresarios de que esa cantidad fuera mayor”.

-

El embajador aclara que la relación entre México y Nigeria es normal, como con cualquier otro país. “La gente deshonesta no depende del gobierno, está en todos lados”. Por eso, ya hay invitaciones para negocios en otros países del continente africano.

-

Newsletter
Ahora ve
El GPS, con efectos secundarios en el cerebro
No te pierdas