¿La publicidad engorda a los niños?

Como pasó con las tabacaleras, ahora las marcas de alimentos pierden espacios publicitarios para ve

Hay una serie nueva en el Reino Unido llamada Jamie’s School Dinners en la que un chef famoso se hace cargo de la cocina de una escuela y confirma todos los temores de la nación con respecto a la espantosa dieta de sus niños. Papas, hamburguesas y más frituras sin ni un mísero vegetal ni una fruta, una situación que se repite en los hogares y en las escuelas. La responsabilidad recae sobre el gobierno, los institutos, los abastecedores de alimentos y los padres, pero el programa también apunta las culpas a la industria de alimentos para que revise la manera en la que publicita sus productos para los niños.

- Y estas acciones y presiones están dando resultado: la semana pasada, Pepsico reveló al Financial Times que ha dejado de hacer publicidad de sus re-frescos en niños de menos de 12 años, y de sus botanas Cheetos en niños menores de ocho.

- Kraft causó sensación al tomar medidas similares en enero. La firma, que produce las marcas Milka y Oreo, suprimió primero la publicidad dirigida a niños menores de seis años y ahora dice que la va a dirigir a niños entre seis y 11 años con productos más saludables, como jugos de frutas y palillos de pan. Las razones admitidas por ambas firmas son su responsabilidad social y su preocupación ante el aumento de la obesidad en niños. Pero el objetivo subyacente debe ser la necesidad de evitar los efectos de la nueva legislación.

- Grupos médicos y de consumidores han estado impulsando una prohibición total de la publicidad de alimentos dirigidas a los niños desde los años 70, pero sus reclamos se han hecho más contundentes en los últimos años.

- La Comisión Europea sentó su postura el año pasado, cuando se retractó en sus planes de incorporar restricciones en la publicidad de alimentos en la región. Concedió un año a la industria para que demostrara que la autorregulación funcionaría. En Estados Unidos, las compañías de alimentos han sabido manejar la batalla contra la legislación del gobierno, argumentando que cualquier medida atenta contra la libertad de expresión.

- El argumento a favor de una prohibición es fuerte. La obesidad infantil tiene niveles récord en Occidente, con más de un tercio de niños con sobrepeso en países como Italia. Y si bien la industria de alimentos señala con el dedo a la falta de ejercicio, los doctores también ven la responsabilidad de la dieta basada ampliamente en alimentos procesados.

- Más de la mitad de los avisos publicitarios de alimentos en la televisión estadounidense (unos $ 12,000 millones de dólares anuales) están destinados a los niños más que a los adultos. Un informe de Australian Divisions of General Practice encontró que en el país un niño ve en promedio diez avisos de comida por día. Y no de cualquier tipo de comida: 90% de las publicidades son de comida chatarra con altos contenidos de azúcar, sal o grasas.

- Sin duda, los niños son más vulnerables a la persuasión y menos conocedores de la importancia  de una dieta saludable y equilibrada.

- Por lo tanto, no es de sorprenderse que muchos grupos de padres estén presionando  a los legisladores para que sigan el ejemplo de Noruega, Suecia y Québec, en Canadá, que han prohibido totalmente la publicidad de alimentos orientada a los niños.

- Lo que es más importante, las empresas actualmente pueden promover sus productos  a través de contratos con escuelas, especialmente en Inglaterra y en Estados Unidos.

- Las instituciones educativas están ansiosas de acercar a los niños botanas más saludables.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- De acuerdo con esto, Cadbury Schweppes de Inglaterra ha obtenido un contrato para proveer de agua y jugos de frutas a algunas escuelas de Nueva York. Pepsico también comienza a abastecer a escuelas en Estados Unidos con versiones más saludables de sus papas fritas (horneadas) y en porciones más pequeñas.

- Los críticos argumentan que estas movidas son simplemente decoración de escaparate para una industria que está intentando que no lleguen leyes que la limiten. Por si las dudas (y para evitarse juicios y dolores de cabeza), Kraft vendió gran parte de su área de dulces.

Ahora ve
La violencia contra el gremio en México unió a 32 medios de comunicación
No te pierdas
×