¿Miedo a volar?

-

Un alto porcentaje de personas en todo el mundo tiene sus reservas a hacerlo, lo que a veces resulta inevitable.

- -

Pero bueno, si los humanos hacemos cosas que rebasan nuestra naturaleza, como caminar en la superficie de la Luna o sumergirnos en las profundidades del mar, entonces, ¿por qué no volar? Aquí algunos consejos para encarar la experiencia de la mejor manera posible.

- -

Si le atormenta el despegue, piense en otra cosa. Los libros y revistas no funcionan. Si hay con quien, platique de algo distinto al tema "aviones".

- -

Cuando le toquen turbulencias, trate de conservar la calma. No grite ni intente levantarse.

- -

¿Sufre de claustrofobia? Camine por los pasillos del avión. Vea las películas que se proyectan a bordo. Mire por la ventanilla.

- -

A la hora del aterrizaje, al cual inexplicablemente la gente teme más que al despegue –en realidad es menos arriesgado–, haga lo mismo que al principio.

- -

Si de repente le asalta un ataque de terror en pleno viaje, no tenga vergüenza y llame a un sobrecargo, él lo ayudará.

-

Newsletter
Ahora ve
¿Qué puede hacer México para defenderse jurídicamente de Donald Trump?
No te pierdas