¿Otra venta de tuppers mi amor?

Un ejército de mexicanas engancha a millones de clientes.
Guadalupe Ramos

Dolores Martínez, Alma Yolanda Beltrán y Alicia Arana tienen algo en común. Durante años han vendido productos Tupperware. Para todas, la vida cambió: viajes, compra de automóvil y hasta casa es el resultado de ese trabajo.

- Como ellas, 210,000 personas en México, sobre todo mujeres, se dedican a la venta de tuppers. Esto “les despertó el gigante dormido que tenían adentro”, asegura Rick Goings, presidente ejecutivo de Tupperware Corporation.

- México es uno de los ocho mercados más importantes para la firma internacional. Según la empresa, en 1999 se realizaron en el país cerca de cinco millones de “fiestas tupper”, a las que asistieron casi 29 millones de personas.

- Con 1,200 trabajadores, su planta de Lerma, Estado de México, es la más grande de América Latina. La filial mexicana aporta menos de 10% de las ventas mundiales, pero contribuye a los $1,100 millones de dólares que la multinacional percibe anualmente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- El éxito es la venta directa. La gente va al consumidor y su comisión es de 30%, explica José de Jesús Buenrostro, vicepresidente regional de América Latina. Los vendedores trabajan medio tiempo y obtienen incentivos, bonos y viajes. Aunque Goings declina revelar el monto de las inversiones en México durante el último lustro dice que sus instalaciones valen más de $100 millones de dólares y sus máquinas de moldeo, que son más de 40, cuestan $400,000 dólares cada una. Indica que sus inversiones nunca se han detenido y aunque les afectó la última devaluación, no abandonaron el mercado.

- Tupperware tiene campo por delante. Según Goings, la cultura de conservación de alimentos en México es todavía “primitiva”, sobre todo en lo que a refrigeración y almacenamiento se refiere.

Ahora ve
ONG denuncian espionaje del gobierno mexicano a activistas
No te pierdas
×