¿Otro defensor?

-

Si uno se tomara todo lo que este fin de siglo recomienda para no enfermar o evitar el envejecimiento, seguramente moriría de una indigestión fulminante. Pero como bien dice el dicho: Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre, así que también es conveniente estar al tanto de las novedades científicas y, ¿por qué no?, darse una ayudadita, informarse y decidir –con moderación y equilibrio– qué conviene para defenderse de las agresiones de todos los días.

-

El lentinus edodes –mejor conocido como Shiitake– parece ser uno de esos ayudadores. De origen japonés, este hongo –aclimatado en México y procesado por la casa Micrometrix– contiene un compuesto químico llamado lentina, sustancia cuyo valor nutricional incrementa las defensas del organismo. Además, las vitaminas y minerales del Shiitake parecen aportar vitalidad, especialmente en periodos de fatiga o decaimiento.

-

El Shiitake, que se comercializa en cápsulas, tiene también propiedades antivirales y hasta promete ayudar a disminuir los niveles de colesterol. Con todas estas promesas, el honguito oriental tiene ya su lugar en el cada día más extenso recetario naturista de fines de siglo.

-

Ahora ve
No te pierdas