¿Podrá Puebla?

La ciudad compite por la sede del ALCA, lleva invertidos $36 millones de pesos pero está muy lejos
Jesús Hernández

Si en el medioevo los reyes creían que el santo grial les daría sabiduría -y la eterna juventud, hoy los gobiernos buscan en el libre comercio la solución -a las asimetrías regionales y el combate a la pobreza. Tras la creación de la -Unión Europea, Estados Unidos intenta hacer del continente americano un solo -mercado de más de 800 millones de consumidores que generen un intercambio -comercial superior a $1.4 billones de dólares al año. No obstante, las -pláticas entre los 34 países que integrarían el Área de Libre Comercio de -las América (ALCA) están detenidas desde noviembre de 2003 y no se reanudarán -hasta que quede resuelta la elección presidencial en Estados Unidos.

- Lo único que permanece en movimiento respecto del ALCA es la gestión de 11 -ciudades que luchan por conseguir la sede permanente. Miami, Chicago, Atlanta, -Colorado, San Juan (Puerto Rico), Houston, Galveston, Puerto España (Trinidad y -Tobago), Panamá, Puebla y Cancún mantienen un discreto pero intensivo cabildeo -entre los viceministros de Comercio de los países que signarían el tratado.

- En teoría, la elección de la sede del ALCA debería basarse en criterios -como calidad de vida, infraestructura de acceso y telecomunicaciones, cultura y -educación que ofrezcan las ciudades. Pero en los hechos la decisión estará -supeditada a factores políticos y económicos.

- La urbe que albergue al ALCA podría obtener –según los cálculos de -algunos gobiernos– desde $500 a $3,200 millones de dólares en ingresos -durante la siguiente década.

- La elección a la que se deberá llegar por consenso, estaba prevista para -noviembre de 2004, pero ante la parálisis de las negociaciones es probable que -se demore hasta mayo de 2005, tiempo en que la guerra por conseguir la sede -permanente tomará cada día mayor fuerza entre las ciudades contrincantes.

- Entusiasmo a la poblana
-
Puebla alberga temporalmente al organismo desde marzo de 2003 y hasta -diciembre de este año. Ahí, el gobierno estatal destinó $22 millones de pesos -en la construcción de la sede “pro tempore”, en la que laboran 45 personas. -También invirtió $14 millones en una oficina de enlace entre el gobierno -poblano y el secretariado de la institución, atendida por ocho empleados, que -significan una nómina anual de $700,000 pesos para el gobierno del Estado.

- Bajo la premisa de que la sede permanente “significaría abrir una ventana -de atención a nivel internacional que se traduciría en beneficios económicos, -comerciales y de atracción de capitales”, el gobernador, Melquíades Morales -Flores, puso la maquinaria estatal a trabajar.

- En Puebla no existen estimaciones de la derrama económica que traería -consigo el ALCA, pero durante el año pasado llegaron a la ciudad 1,511 -representantes ministeriales que –según Antonio Zaraín García, secretario -de Desarrollo Económico de la entidad– podrían convertirse aproximadamente -en 4,500 y 5,000 visitantes anuales, que se traducirían en la ocupación de -miles de habitaciones de hotel, una vez que se obtenga la sede. Adicionalmente, -la promoción de la ciudad podría atraer inversión extranjera directa que se -sumaría a los $8,000 millones de pesos que ha recibido en los últimos cinco -años.

- “Hay muchos mitos, se dice que Miami gastó $10 millones de dólares en -cabildeo, o que obtener la sede permanente traería de inmediato millones en -inversión extranjera directa. No es así. Los beneficios vendrán con el tiempo -y la mayor ganancia será la proyección de Puebla en el contexto internacional”, -señala Zaraín.

- Mitos o no, además de los edificios “pro tempore”, el gobierno poblano -remozó el barrio de San Francisco, que rodea a la sede temporal; invirtió en -una red carretera para comunicar a la ciudad de Puebla con otros centros urbanos -dentro y fuera del Estado; y en la ampliación de vías de acceso al aeropuerto -internacional Hermanos Serdán –propiedad en 51% del gobierno estatal y -federal y 49% en manos de los empresarios poblanos Carlos Peralta y Ricardo -Henaine–, en el que se planea invertir $140 millones de pesos durante los -siguientes años.

- Actualmente a este aeropuerto –con capacidad para 64,000 operaciones y -500,000 pasajeros anuales– llega un vuelo diario directo de Houston, además -de otros siete regionales, que en total significan 85,000 viajeros y 12,000 -operaciones al año. “Es cierto que hay una demanda insatisfecha, porque no -hay una oferta de vuelos adecuada. Hoy existen pasajeros que utilizan la -terminal de la ciudad de México”, reconoce Víctor Mata, director del -aeropuerto.

- Los contrincantes
-
Pese a los esfuerzos de Puebla, el consenso entre los delegados señala que -las candidaturas más fuertes entre los países que signarían el tratado son -Puerto España, Panamá y Miami.

- La ciudad estadounidense es –según Jorge Arrizurieta, encargado de -promocionarla como sede del ALCA– un “microcosmos” de Latinoamérica y el -Caribe, donde se entiende la idiosincrasia de las personas de cada rincón de la -región. Un estudio de la Agencia Enterprise Florida señala que la obtención -de la sede significaría cerca de 89,000 empleos y elevaría la economía de la -entidad en $3,200 millones de dólares de forma directa y unos $13,500 millones -de dólares por consumos indirectos en una década. El estado tiene un -presupuesto de $5 millones de dólares destinado a la promoción de la -candidatura.

- De ser electa esa ciudad, el gobierno local y algunas compañías privadas se -comprometieron a construir un edificio que costaría $16 millones de dólares. -Miami hasta ahora ha conseguido el apoyo de Nicaragua, Honduras y Uruguay. Sin -embargo, varios de los viceministros han objetado el alto costo de la vida en -esa ciudad.

- En otras ciudades estadounidenses, como Atlanta, empresas como Coca-Cola y -Bell South apoyan el cabildeo de esta urbe. Mientras que Puerto Rico, como -protectorado estadounidense, destina anualmente $120,000 dólares a la -promoción de San Juan, donde se crearían unos 20,000 empleos.

- La desventaja de Miami, así como del resto de las ciudades estadounidenses, -es que los países que conformarían el ALCA no quieren que la sede quede en ese -territorio, pues eso permitiría a Estados Unidos ejercer presión sobre futuros -ajustes al tratado o interpretaciones a su favor. De hecho, señala Aixa -Quintero, agregada Comercial de Panamá en México, la presión ya se está -ejerciendo como forma de cabildeo: “Nosotros ofrecemos cosas en especie, como -bajos costos de servicios y facilidades diplomáticas, pero los estadounidenses -manejan el voto como intercambio de favores a los gobiernos latinoamericanos”.

- Antes de Puebla, Panamá tuvo la sede temporal del ALCA. De marzo de 2001 a -febrero de 2003 recibió la visita de 13,214 negociadores, los cuales dejaron -una derrama económica de $13 millones de dólares, a cambio de costos -operativos por $4.3 millones, de los cuales el país aportó de forma directa -$1,185 millones.

- Por ello, durante la recién concluida gestión presidencial de Marielena -Moscoso se formaron dos comités, uno civil y otro gubernamental, para promover -a Panamá como sede del ALCA. “Intentamos mantenernos en un bajo perfil, no -para promover la sede del ALCA en Panamá sino a la ciudad en sí”, comenta -Quintero, agregada Comercial panameña en México.

- La zona de ocupación militar estadounidense del canal, devuelta al gobierno -panameño paulatinamente tras la entrega oficial del canal el 31 de diciembre de -1999, sería el área que Panamá destinaría al ALCA. Moderna y con bajos -costos de servicios, esta área ofrece casas en renta de entre $750 y $2,000 -dólares mensuales, mientras que un departamento cuesta de $500 a $1,000 -dólares al mes. El precio del kilowat por hora se tasa en $0.12 dólares, -mientras que la tarifa por 10,000 galones de agua apenas llega a $1.15 dólares -para uso habitacional y $1.80 para oficinas.

- El mito de la integración
-
De firmarse el ALCA, México podría convertirse en el mayor centro de flujo -de mercancías para América Latina al conjuntar 30% de las exportaciones -continentales; podría tener acceso a las compras de gobierno de países -sudamericanos; tendría herramientas para defender la propiedad intelectual de -productos como los de la marca Marinela, que se venden en El Salvador -como Marisela, y podría ampliar su inversión extranjera directa en la -región, que hoy suma $22,000 millones de dólares.

- Fernando de Mateo, nuevo representante de México ante la OMC, señala el -valor político del ALCA, pues mientras Estados Unidos negocia tratados -comerciales con naciones centroamericanas, Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia, -“es mejor estar sentados en la mesa de negociación que sólo enterarnos de lo -que podría pasar por medio de los periódicos”.

- En efecto, señala José Antonio Cerro, investigador de la universidad -Iberoamericana, “México ya pagó el costo de abrir su economía al libre -comercio”. De ahí que integrar al continente en una zona franca de -intercambio de mercancías no es un problema para la economía, pero sí podría -serlo en términos de injerencia política.

- “Estados Unidos ya tiene comercio con todos los países de América, pero -se da cuenta de que su injerencia política debería ser mayor. Eso lo tiene muy -claro desde la doctrina Monroe. El ALCA sólo trata de cambiar la cara de las -relaciones con el continente para conseguir ese mismo objetivo”, advierte.

- A diferencia de la Unión Europea –donde la integración de las naciones se -dio en ámbitos políticos, económicos, jurídicos y de desarrollo común–, -el ALCA sólo se limita al aspecto comercial. De ahí que las diferencias entre -el tamaño de las economías no se reducirá y tampoco se contemplan aspectos -como la cooperación entre naciones para el desarrollo regional.

- Quizá por eso, señala Aixa Quintero, las naciones latinoamericanas están -más interesadas en lograr acuerdos bilaterales o sectoriales, donde es menor el -riesgo de que los países chicos sean devorados comercialmente por los grandes. -“Cuando sepamos cómo resolver las asimetrías de los pueblos, entonces -podremos hablar de integración. A Europa le costó 500 años y muchas guerras -ponerse de acuerdo, los latinoamericanos estamos muy lejos de eso”, señala la -funcionaria panameña.

- Mientras tanto el ALCA sigue en suspenso. En Estados Unidos –principal -promotor del acuerdo– el tema tendrá que esperar a que pasen las elecciones -presidenciales de noviembre. De hecho, no existe una fecha de convocatoria para -el siguiente encuentro de viceministros de Comercio. Aunque en una reciente -reunión de representantes de México, Canadá y Estados Unidos, se llegó a la -conclusión de que apenas en 2007 se estarían sentando las bases para una -integración comercial que ocurriría 10 años después.

- Alejandro Dávila, de la Coordinación de Enlace con el ALCA, estima que -será hasta marzo de 2005 cuando el tema vuelva a cobrar vida. En cambio, De -Mateo es más optimista, “antes de que finalice el año sabremos más del -asunto”.

- Por ahora, sólo las 11 ciudades en competencia por la sede permanente del -organismo multilateral mantienen vivo al ALCA y se frotan las manos con los -beneficios de una utopía, que como el santo grial, nadie puede saber si -existirá algún día.

Newsletter
Ahora ve
Los pits en la Fórmula 1, tan importantes como el piloto
No te pierdas