¿Qué busca Manuel Camacho Solís?

-
María Emilia Farías

¿Qué significado tiene la salida de Manuel Camacho Solís del PRI? Según sus detractores, está políticamente acabado; en cambio, la opinión de sus seguidores es que se trata sólo de un receso en su carrera política. En efecto, sus simpatizantes estiman que su separación del Partido Revolucionario Institucional lo fortaleció y le abrió más opciones políticas de las que tenía como miembro de esa organización.

-

De ser esto último verdad, el ex regente aún tiene futuro político. Sin embargo, su porvenir en la política nacional está sujeto a una serie de variables ajenas a su voluntad que tendrá que tomar en consideración hasta conseguir la satisfacción de sus aspiraciones políticas. Cualquier persona que se precie de ser político está consciente de los riesgos que corre al tomar decisiones. En el caso de Camacho se espera que, por lo menos, interprete correctamente las posibilidades y limitaciones que significan su salida del PRI.

-

En caso de que optase por formar parte de algún grupo organizado de la sociedad civil, que represente una corriente de opinión pública importante, estaría aceptando una especie de refugio que lo limitaría para actuar políticamente. Las organizaciones sociales tienen mecanismos de operación particulares, como son su horizontalidad y el hecho de que guardan una presencia variable en torno a situaciones específicas. Además de que no aceptan liderazgos ajenos.

-

Camacho también puede unirse a algún partido político nacional con registro --hasta la fecha ninguno de ellos lo ha invitado públicamente a sumarse a sus filas-. Es por todos sabido que los partidos políticos tienen determinadas burocracias, ¿hasta qué punto estaría dispuesto Camacho a aceptar un puesto de menor jerarquía en el partido que le ofreciese un espacio y hasta qué punto las dirigencias partidistas estarían dispuestas a compartir sus liderazgos con un ex priísta?

-

Un aspecto que hay que destacar es el que se refiere al criterio por el cual Camacho se sumaría a alguna fuerza de oposición por peso electoral o por propuesta ideológica. En todo caso, dados sus antecedentes quedaría descartada la posibilidad de que se integre al Partido Acción Nacional (PAN), a menos de que únicamente esté pensando en una alianza con las oposiciones. Hasta el momento de escribir esta colaboración, lo único que Camacho ha expresado públicamente es que descarta la posibilidad de formar otro partido, ya que este hecho sólo favorecería al PRI, toda vez que el voto para la oposición se dividiría. Con esto queda claro que, al menos por el momento, no piensa organizar a sus seguidores para que le ayuden a construir el andamiaje político indispensable en la edificación de un partido, regional o nacional. Asimismo, habría qué ver con qué bases sociales cuenta el ex regente para emprender una iniciativa que tardaría por lo menos un par de años antes de ver la luz.

-

Tal vez lo que decida hacer Camacho sea nutrir con sus ideas los cambios políticos de los que tanto ha hablado. En tal caso se dedicaría al trabajo intelectual y desde alguna institución académica o un medio de comunicación impreso o electrónico difundiría sus propuestas.

-

Para tomar cualquier decisión, Camacho deberá tener en cuenta la dinámica política actual que abre y cierra espacios. Tal vez el ex regente determine que lo mejor sea esperar los resultados de la reforma política antes de empezar a actuar, en función de cómo se ampliarían o reducirían los espacios de participación política. Todo esto aderezado con el ingrediente de la situación económica del país, ya que en la medida en que continúe el deterioro de las condiciones de vida de la población, se incrementan las posibilidades de que surjan movimientos sociales más amplios que rebasen los límites institucionales de los partidos políticos.

-

Quizá todo lo dicho no corresponda a lo que en realidad esté buscando el ex regente, y que simple y llanamente lo que pretenda sea convertirse en una especie de interlocutor privilegiado: Manuel Camacho Solís, el político que habla con todos los actores y grupos políticos.

-

Lo cierto es que el centro está en disputa, porque lo que los partidos políticos están buscando es ocupar aquellos espacios que ofrecen a la población opciones de gobernabilidad en una etapa de transición.

-

¿Puede Camacho jugar un papel importante en la construcción de una plataforma que aglutine a algunas expresiones de la oposición que se traduzcan en la obtención de la mayoría de diputaciones para 1997? Si Camacho logra servir de puente entre algunos sectores de la derecha (convenciéndolos de los beneficios de un cambio de régimen) y los sectores menos radicales de la izquierda, entonces habrá buscado el centro político con la clara intención de acrecentar su patrimonio político.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Ex diputada federal por el PRI, la autora fue cónsul de México en Québec y actualmente es consultora de empresas canadienses y francesas.

Ahora ve
Asamblea Constituyente disuelve a la Asamblea Nacional en Venezuela
No te pierdas
×