¿Qué pasa en Iusacell?

Grupo Carso reestructura deuda.<br> -Mayor dinamismo a la vivienda.
Roberto Aguilar

Las telecomunicaciones del país no quedaron exentas de la sacudida que ocasionó en el sector la quiebra de WorldCom, la más grande en la historia corporativa de Estados Unidos. En especial llaman la atención los ajustes en la estrategia de Iusacell, que debido al fortalecimiento de Telefónica ocupa el tercer sitio como competidor en el mercado celular, dominado por Telcel con 18 millones de abonados. Aún en manos de Vodafone (34.5%) y Verizon (39.4%; el resto está en los mercados bursátiles de México y Nueva York), la empresa que dirige Carlos Espinal no ha podido revertir su desfavorable situación operativa y financiera con apenas 5% de todos los usuarios de teléfonos inalámbricos del país.

-

Cuando aún existían accionistas locales se habló de diferencias en el estilo de negocios; ahora se argumenta la poca transparencia regulatoria en el mercado de telecomunicaciones. Cualquiera que sea el motivo del bache, se le quiere solucionar con relevos en la dirección. De 1999 a la fecha cuatro ejecutivos distintos han ocupado la dirección de Iusacell: Thomas Bartlett, Fúlvio del Valle, Peter Burrowes y ahora Carlos Espinal. En suma: las prioridades y estrategias  de la firma celular se interrumpen  y delatan la desesperación de sus dueños por mejorar su desempeño en un mercado que, aunque más competido, mantiene un ritmo de crecimiento a tasas promedio de 50%. Incluso se habla de una probable venta de los socios, que prefieren asumir pérdidas y salir del país.

Grupo Carso quiere aprovechar las mejores condiciones de financiamiento local para mejorar el perfil de sus pasivos, que hasta marzo sumaron $18,000 millones de pesos. Aunque 50% de los préstamos están contratados a largo plazo, la intención es elevar esta cifra a por lo menos 65%. Con el fin de lograrlo, el equipo que encabeza Humberto Gutiérrez-Olvera colocó el primer tramo de una línea de certificados bursátiles hasta por $5,000 millones de pesos a cargo de BankBoston, al mando de James Callahan. Al mismo tiempo afinan los detalles para contratar un crédito sindicado del que Banamex Citigroup, que comanda Manuel Medina Mora, actuará como líder.  Se habla de una operación por $200 millones de dólares.

De acuerdo con AT Kearney, que en México dirige Ricardo Haneine, los cambios estructurales, el incremento de la población y el creciente rezago impulsarán la demanda de vivienda a niveles de 750,000 unidades por año, contra las 295,000 requeridas hasta 2000.
Ahora ve
No te pierdas