¿Quién es el verdugo de los costos?

En la era de la alta tecnología, las compras y adquisiciones son uno de los sectores con mayor pote
María Josefa Cañal

En pocos años, a decir de los expertos, el panorama del comercio entre empresas se transformará radicalmente, pues las áreas involucradas utilizarán sus recursos, inteligencia y poder de compra para reducir costos operativos y mejorar las relaciones con proveedores y clientes.

-

“Hoy, por ejemplo, tenemos economías basadas en papel y con demasiadas ineficiencias, pero vamos a optimar el proceso”, asegura Jorge Brandt, director de Desarrollo Comercial para las Operaciones de Latinoamérica de Ariba Inc.  Lo anterior, menciona, será posible gracias al e-Procurement (e-P), una nueva herramienta tecnológica que forma parte de las estrategias business to business (B2B) que aparecieron con la llamada nueva economía.

-

Para ilustrar el potencial de mercado, sólo en lo referente al comercio B2B se calcula que las transacciones comerciales llegarán a $7 billones de dólares en 2004. John E. Armstrong, director de la Práctica e-P de Deloitte Consulting (DC), define al novel instrumento como la forma en que las compañías de bienes y servicios automatizarán lo que compran con el objetivo de obtener grandes beneficios para sus usuarios.

-

¿Y cómo funciona? Los entrevistados explican que Ariba es proveedor de plataformas y aplicaciones de comercio electrónico asociado con implementadores como Deloitte, una consultora que lleva a cabo la reingeniería de procesos para que las organizaciones utilicen los productos a partir de internet.

-

La plataforma incluye aplicaciones de software que colaboran con otros programas para crear ofertas de comercio (compra, venta, pago de cheques, logística y carga, asignación de un contrato, entre otras actividades) a través de la red internacional. “A fin de cuentas es software, computadoras e internet. Implementarlo es complicado; utilizarlo es facilísimo”, asegura Brandt.

-

A partir de una alianza estratégica, Ariba y Deloitte introducen este proceso en México y Latinoamérica. Tras implantarlo en Estados Unidos y Europa, los expertos aducen que, para muchas compañías, el e-P puede ser la diferencia entre sobrevivir y estar preparado para enfrentar la competencia, o tener que cerrar las puertas.

-

En opinión de Armstrong, el momento político-económico por el que pasa México no es óbice para la implantación del e-P. ¿El mejor argumento? “Esta solución incrementa las utilidades de las empresas porque disminuye el costo de las compras. Si el rubro significa, aproximadamente, de 50% a 60% del total de las operaciones (entre materiales directos e indirectos), y una firma ahorra de 30% a 40% en ellos, entonces el e-P impactará sus utilidades hasta 50% o 60%, con lo cual aumentará su liquidez.”

-

Según un estudio realizado por y, el retorno de la inversión de e-P puede llegar a 300% en los primeros tres años (con una inversión promedio de entre $2 y $4 millones de dólares) debido a tres factores importantes: 1) costos internos relacionados con el proceso de transacciones, 2) reducciones del precio relacionadas con los productos y servicios por adquirir y 3) mejoramiento de la cadena de distribución.

-

Existen otros beneficios del e-P como son la capacidad de medir y manejar las compras; la existencia de un número menor de compradores “independientes”, con lo cual los empleados pueden negociar con base en los acuerdos corporativos establecidos, y una mayor eficiencia en las transacciones de compras y adquisiciones.

-

El concepto de competencia también variará en un sistema de este tipo, adelanta Brandt: “Tenemos relación con las empresas que pretenden entrar al mercado de internet como proveedores de plataformas parecidas a las de Ariba porque se trata de hacer comercio sin fricciones económicas, para reducir costos y aumentar utilidades.”

-

Hasta el momento son muy pocas las empresas mexicanas que realizan transacciones de negocio e-P, a diferencia de Estados Unidos (donde todas las compañías que aparecen en Fortune 500 han invertido en el sistema). Es más, se espera que alrededor de 80% de las firmas de ese país implemente una solución de e-P en el año 2002.

-

Con el fin de realizar sus operaciones en Latinoamérica, Ariba eligió dos socios muy importantes: Telefónica de España, que cuenta con una de las más grandes presencias de telefonía e internet a escala regional, y un consorcio latinoamericano encabezado por Cementos Mexicanos (Cemex), que aportará su conocimiento industrial y proveedores para desarrollar el proyecto en la zona.

-

La normatividad de cada país, asegura Armstrong, no afectará el desarrollo del e-P. “Y es que, para obtener el potencial de ahorro más grande, las compañías que instalen este sistema deben regular la forma como sus usuarios compran; establecer un catálogo estricto que canalice los requisitos de compra hacia los proveedores que ofrezcan los mejores contratos. También será necesario un monitoreo continuo e informar acerca de los avances registrados.”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Al preguntarles sobre la suerte que correrán las pequeñas empresas, los expertos explican que también existen soluciones para ellas. Según Brandt, “con una PC pueden acceder al comercio electrónico utilizando la plataforma de Ariba; les damos el servicio desde Estados Unidos y, hoy por hoy, no cobramos por hacerlo”. ¿Tecnología para todos?

Ahora ve
¿Por qué es tan fácil matar periodistas y sacerdotes en México?
No te pierdas
×