¿Quién se comerá a Serfin?

Con la reciente aprobación del &#34paquete financiero&#34, se termina la veda a la banca extranjera
Ulises Hernández, Joaquín Fernández

Grupo Financiero Serfin se convierte cada vez más en un apetitoso bocado - para los inversionistas extranjeros. Las recientes reformas a las leyes - bancarias incluidas en el llamado “paquete financiero” –aprobado en - diciembre junto con el sacrosanto Fobaproa–, eliminaron las últimas - restricciones al capital extranjero mayoritario en los tres principales bancos - del país, hasta entonces limitado a un tope accionario de 19.9%.

- Esto no debería de preocupar a Bancomer o Banamex, pero sí a Serfin, la - tercera y más antigua entidad del país, a la que parecía dedicada la nueva - ley del Congreso. Muchas voces del sector piensan que los accionistas de - Serfin, encabezados por Adrián Sada González, terminarán por ceder el - control para resolver su eterno problema de capitalización, que se estima en - $600 millones de dólares.

- Serfin puede ser ahora adquirido por el mejor postor. ¿Algún pretendiente - en puerta? A simple vista, podría ser el coloso británico Hong-Kong & - Shanghai Banking Corporation (HSBC) o el estadounidense JP Morgan, cuya - participación es de 19.9 y 8.8 %, respectivamente.

- “Aquí se abre un abanico de opciones. Hoy es HSBC o JP Morgan, pero luego - podría comprarlo un banco diferente... en fin, hay muchas alternativas”, - dice Rafael Bello, analista de la correduría Morgan Stanley Dean Witter. - Aunque Expansión trató de recoger algún comentario de Serfin, hasta - el cierre de esta edición el banco se negó a dar declaraciones.

- Muchos, incluso dentro del gobierno, creen que el británico es el “candidato - natural” para absorber a Serfin. HSBC, un gigante de alcance global, ha - invertido $290 millones de dólares en el banco mexicano como parte de una - estrategia de expansión en el continente que ya tuvo sus frutos en Chile, - Perú, Brasil y Argentina. Pero podría detener sus planes debido a las - pérdidas derivadas de la crisis asiática y la volatilidad financiera en - América Latina. Los directivos en México tampoco accedieron a comentar sus - intenciones.

- JP Morgan es un candidato menos probable por las dificultades que enfrenta - actualmente en Estados Unidos. Christine Lemkau, vocera del banco, asimismo - declinó comentar sobre las inversiones de la compañía.

- Pero no sólo están ellos: en el medio financiero se habla también de que - Bancomer o Banamex podrían estar interesados en adquirir a Serfin, “si se - vendiera a buen precio”. Incluso directivos del maltrecho Bital, a pesar de - todos los problemas de costos y capitalización por los que atraviesa ahora, se - han manifestado dispuestos a entrarle.

- En todo caso, ningún movimiento se dará de manera inmediata. El consenso - es que los potenciales inversionistas esperarán a que concluyan las - auditorías de Fobaproa ordenadas por la Cámara de Diputados. Como parte del - rescate bancario, Fobaproa acordó respaldar créditos vencidos de Serfin por - un valor superior a $58,000 millones de pesos. Una vez terminadas las - auditorías –que finalizarían en julio de este año–, el nuevo Instituto - de Protección al Ahorro Bancario (IPAB) decidirá si acepta o no respaldar los - créditos tal y como fueron avalados por Fobaproa.

- “Cualquier banco extranjero quiere ver cuánta carga librará el IPAB a - Serfin”, opina Enrique Aguilar, presidente de la Federación Nacional de - Sindicatos Bancarios (Fenasib). Aguilar dice que aún no ha tenido noticias de - algún nuevo acuerdo.

- Serfin ha hecho lo propio por salir adelante. De hecho, el año pasado - mejoró sus resultados. El medio financiero reconoce que Adolfo Lagos, su - director general desde marzo de 1996, ha hecho un “buen trabajo”. Además - del programa de recapitalización, Lagos ha aumentado la captación de - depósitos. Hoy su índice de capitalización cumple con el estándar mínimo - internacionalmente aceptado de 8%.

- Las autoridades, por su parte, se muestran más flexibles: “Serfin ya - tiene menos cartera vencida y, por lo tanto, menos riesgos. Según los balances - no está claro que esté en una situación muy vulnerable”, dice una fuente - gubernamental.

- Sin embargo, el gobierno tendrá, tarde o temprano, que deshacerse de la - participación accionaria que ostenta en el banco, consecuencia de las - absorciones de cartera vencida de Fobaproa. Mientras se habla de 28%, hay - analistas que valoran la participación total gubernamental en 35% del capital. - “El gobierno buscará negociar el mejor precio para sus acciones –comenta - un analista–. Y es muy probable que los accionistas primigenios, que ya han - visto diluida su inversión original en 90%, corran la misma suerte que los de - Banca Promex o Banco del Atlántico: Sada y sus socios podrían quedarse a la - orilla del camino.”

Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×