¿Sí... habla Simitel?

Tecnología mexicana para atender las llamadas de Domino&#39s, Avantel, Genesis y otras.
Ángeles Castellano

Si quiere pedir una pizza a Domino’s da igual dónde se encuentre: siempre -marca el mismo número 800. Un conmutador reconoce desde dónde llama y le -conecta a la sucursal más cercana. Es un sistema que desarrolló Telmex, pero -¿y si llama desde un celular o de una línea que administra otra compañía -telefónica? Entonces el sistema lo desvía a un servicio que le hace algunas -preguntas para ubicarlo y luego al centro correspondiente. Este software es -mexicano.

- Lo desarrolló Simitel, una empresa de tecnología creada por Marcus Dantus y -su socio Serge Kruppa. “Hacemos todos los sistemas para que un call center -pueda funcionar”, explica Dantus. “Hacemos el cerebro del conmutador, -aquello que te permite que distribuyas una llamada siguiendo ciertas reglas que -tú has puesto de antemano”. Además desarrollan los programas informáticos -para los centros de atención.

- Simitel es una empresa pequeña que tiene una veintena de empleados, de los -cuales 13 forman el equipo técnico. “Tenemos presencia, a través de -distribuidores, en la República y en Centroamérica, España, Inglaterra y -Estados Unidos”, señala Dantus.

- Hoy tienen algunos clientes importantes como Domino’s Pizza, Banco Ixe y -Avantel en México, así como Intervoice y Genesis en el extranjero. “Clasificamos -una empresa como grande por el número de llamadas. Domino’s maneja unas -500,000 a la semana, así que para nosotros es grandísima”.

- Software propio y barato
-
Comenzaron a operar en 2001 y no fue fácil. La idea original era hacer un -portal de reconocimiento de voz, pero no terminaron de arrancar. “Fue duro. -Desarrollamos algo sin ver lo que el mercado necesitaba y el mercado no -necesitaba lo que habíamos desarrollado”, comenta. Por este motivo decidieron -enfocarse hacia los call centers. “Están teniendo un crecimiento muy -importante en México. Y es muy cara la tecnología, muy cerrada. Por eso -entramos al mercado, para hacer una tecnología barata y abierta”.

- Los call centers en México se multiplican cada año. En 2004 eran -16,000, mientras que en 2003 habían 8,200 y en 2002 sumaban 3,000, según el -Instituto Mexicano de Telemarketing. En EU, donde el número de operadores en -2004 era de tres millones frente a 220,000 que había en México, se estima que -el mercado está decreciendo a un ritmo de 2% anualmente “porque cada vez se -está dando más el outsourcing”, explica Dantus. “Pero a pesar de -esto, se estima que el mercado de EU y México será de $3.2 millones de -dólares para 2008”.

- Las posibilidades son muchas, pero además, Simitel tiene una ventaja. “Nuestros -competidores en México son distribuidores de tecnología, rara vez la -desarrollan. Venden cajas cerradas, por así decirlo”, explica Dantus. Esto -hace que el producto de la competencia sea más caro, porque primero tienen que -comprar la tecnología, pagar la licencia, etcétera, y luego revenderla para -obtener una ganancia. Simitel hace su propia tecnología, con lo que los costos -son menores. “Nuestro software es propio, tenemos el código fuente y esto -permite que sea más barato, porque no tenemos que pagar licencia, y es más -personalizado, porque nos permite adaptar el producto más particularmente a lo -que nuestro cliente necesita”. Desde que comenzaron casi han triplicado sus -ventas y aspiran a duplicar o triplicar el millón de dólares que esperan -facturar este año en los próximos tres o cuatro.

- ¿Parientes del Dr. Simi?
-
Dantus y su socio se conocieron gracias a una revista. “Justo antes yo -tenía una empresa que era un portal de internet muy importante, Mexico.com, -pero llegó la crisis de las puntocom y ya no tuvimos tiempo de hacerlo crecer”, -explica Dantus. “En plena crisis nos entrevistaron para la revista Red -Hearing. Me contactó mucha gente porque yo mencionaba que estaba buscando -alternativas”. Serge Kruppa leyó el artículo. Él había tenido una -desilusionante primera experiencia en México en un proyecto de implantación -tecnológica entre Telmex y Ericsson. Tras ver las dificultades de aplicar -tecnología extranjera diseñada para otros, se había quedado con la idea de -hacer una empresa que se adaptase a las necesidades culturales y empresariales -del país. “Me desesperé hasta que vi en la revista a Dantus y le contacté -por e-mail. Pensé que me iba a decir que no quería arriesgar, pero en -un mes estábamos trabajando juntos”, relata Kruppa.

- Crearon Simitel. “Simi quiere decir voz en quechua. Tratamos de -buscar la palabra en náhuatl y maya, pero no estaban fáciles de combinar”, -cuenta Dantus. Dada la primera dedicación de la empresa, tecnología de -reconocimiento de voz, que desarrollaron, pensaron que el nombre sería una -buena carta de presentación. Pero también les ha traído algunos problemas, -porque muchos la relacionan con los productos de las farmacias similares. “Estamos -peleando la marca porque nosotros la tenemos desde hace cuatro años”, asegura -Dantus.

- Con los ojos en el norte
-
A pesar de dirigirse a un mercado en crecimiento, Simitel tiene un handicap -importante. “Hay un estigma asociado a la tecnología hecha en México, -incluso entre las propias empresas mexicanas, como que si por estar hecho aquí -no pudiera ser bueno”, explica Dantus, quien agrega: “A nosotros se nos -cerraban puertas por decir que vendíamos tecnología mexicana. Así que como mi -socio es europeo y el director de desarrollo es europeo, a veces tengo que decir -que se trata de tecnología europea para que confíen en nuestro producto”. -Dantus señala que en México hay además muy pocas empresas que apuesten a -nuevos productos de tecnología. “Necesitan primero confiar en que todo el -mundo ya la tiene y funciona y, por otro lado, hay gigantes de telefonía como -Telmex que tienen tanto dominio del mercado nacional que si ellos no la adoptan, -nadie más lo va a hacer”.

- La empresa de Dantus y Kruppa está en fase de ampliación. Quieren -instalarse en EU porque allá el desarrollo de la firma puede ser mayor y más -fácil. “Quiero que mi empresa venda más allá que acá”, explica. “Es un -mercado 20 ó 30 veces más grande, hay muchas posibilidades. Vamos a tener que -contratar gente local y darle una apariencia estadounidense”.

- Su tirada es atacar el mercado estadounidense y mexicano, y dar una salida a -sus inversionistas mediante la alianza con una empresa más grande. Finalmente, -agrega Dantus, en EU no se ve mal a los emprendedores y en México sí.

Ahora ve
No te pierdas