¿Sólo contra el mundo?

Salinas Pliego prefiere actuar por su cuenta, desesperado por la lentitud de los tribunales. El prob

Dice Ricardo Salinas Pliego, uno de los 10 empresarios más importantes de México, que la justicia nacional ha sido lenta para defenderlo en un conflicto con uno de sus ex socios, Javier Moreno Valle. Agrega que no se trata sólo de recuperar los $25 millones de dólares que le aportó para que operara el Canal 40, sino que su lucha ahora es para que en el país impere el Estado de derecho.  En esa batalla, el magnate utiliza todas las herramientas a la mano: desde los noticiarios de TV Azteca hasta la muy cuestionada toma de las instalaciones del canal en disputa.

-

Expansión presenta la primera entrevista que concede Ricardo Salinas Pliego para exponer sus razones sobre lo que ocurre en los muchos frentes de batalla que tiene abiertos. El hombre de negocios pregunta retóricamente que si la justicia es tan lenta con él, que está al frente de una empresa de varios millones de dólares, cómo será con otros ciudadanos más desprotegidos. Asegura que sus adversarios se benefician de las influencias con algunas autoridades e insinúa que la corrupción en el gobierno panista no es muy diferente de la que campeaba en las administraciones priístas. También trata de justificar la manera en que algunos de sus empleados tomaron el Canal 40, sin que mediara la orden de un juez. Dice que estuvo bien, pero por las dudas aclara que él no la decidió, pues estaba de vacaciones.

-

El conflicto con Moreno Valle no es el único en el que está metido Salinas Pliego. En la entrevista también explica los motivos de sus enfrentamientos con algunos otros ex socios, como el estadounidense Harold Pappas, con quien tuvo diferencias para colaborar en la televisión hispana, o la compañía de telecomunicaciones Nortel, con la que no llega a un acuerdo para la sociedad en Unefon. El que el empresario aparente estar solo contra el mundo no es novedad. Los analistas financieros ya hablan de un “efecto Salinas”, para explicar lo impulsivo que es este hombre en la toma de decisiones –por cierto, él subraya que no hace negocios para quedar bien con ellos–. Y esa característica le ha servido en más de una ocasión. Su incursión en los medios, cuando compró los canales de televisión, fue vista con un escepticismo que ha sido acallado por los logros financieros y de rating de TV Azteca. Pero ahora el magnate –y también Moreno Valle, que ha aprovechado la toma del canal para disfrazarse de víctima– está poniendo a prueba la capacidad de las autoridades mexicanas de reaccionar y hacer que prevalezca el derecho, una tarea en la que se han visto demasiado tímidas. Porque si Salinas Pliego dice defender el Estado de derecho, también estará de acuerdo en que éste no le da por completo la razón.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

–Los editores
¿Comentarios? Escribe a:
editores@expansion.com.mx

Ahora ve
Estos son los hechos que prueban que el cambio climático es una realidad
No te pierdas
×