¿Te compro, Bill?

La innovación es el motor que impulsa a las TI; los monopolios son su principal enemigo. Los consum
Antonio Puertas

La pregunta es retórica, lo sé: todos los usuarios de computadoras (PCs o -Macs) y de tecnologías de información somos –nos guste o no, queramos o no– -clientes de Microsoft, y así engordamos la cartera de Bill Gates, Paul Allen y -otros más. Se trata de una dinámica que los mexicanos conocemos bien: casi -todos somos clientes de un muy buen amigo de Bill: don Carlos Slim -(respectivamente, primer y cuarto lugar entre los hombres más ricos del -planeta, según la revista Forbes).

- Sea que compremos una PC con Windows preinstalado, tengamos una cuenta en -Hotmail o usemos el Messenger, sea que preferimos Office y no otra suite -de productividad, o XBox en lugar de Nintendo o de PlayStation de Sony, Gates y -su imperio están por doquier: en patentes, en pedazos de código, fuentes de -tipografía, juegos electrónicos, protocolos de acceso a redes, contenido -gráfico, teléfonos inteligentes, menús de acceso a programación de -televisión por cable, etcétera.

- Entonces, ¿cómo no enriquecer a Bill Gates y compañía si, como Dios, -están en todas partes? El punto no es ése sino ¿cuánto más, y qué tan -conscientes somos de las consecuencias que, a mediano y largo plazo, tiene un -monopolio sobre el sector, cuyo futuro depende de la innovación?

- Los conceptos innovación y monopolio son, en términos prácticos, -excluyentes. Cuando no hay condiciones para la competencia efectiva y el -consumidor no tiene opciones, el proveedor dominante de bienes o de servicios -maltrata a su cliente y deja de ofrecerle mejores opciones y precios. En México -tenemos ejemplos clásicos: Pemex es uno bien conocido; la Compañía de Luz y -Fuerza en el DF o la CFE en el resto del país son otros dos; Telmex, cuando fue -propiedad del gobierno y no tuvo competencia, es otro más; a escala local, Gas -Natural México en Monterrey –una empresa calificada como “monopolio natural” -por la CRE– se suma a esta lista.

- Microsoft no es, por supuesto, Pemex o la CFE o el PRI; y está muy lejos de -serlo. Pero sí es un ‘monopolio natural’ en el escritorio de nuestras PCs y -hasta en las Macs. Lo es como las empresas de Carlos Slim lo son, por ejemplo, -en un centro comercial: vamos a Sears para comprar una camisa, vamos a Sanborns -a comprar una cajetilla de cigarros y pagamos el recibo de Telmex y de -Cablevisión, retiramos dinero de un cajero ATM de Inbursa (donde también -tenemos nuestra Afore y el seguro del auto) y, de remate, vemos una película de -Altavista Films, pero antes apagamos nuestro celular Telcel. Algo muy similar -sucede cada que encendemos nuestra computadora.

- ¿Qué hacer, entonces? Propongo una alternativa de conducta que, limitada, -puede darle a los usuarios de tecnología un espacio de maniobra: ser -consumidores inteligentes.

- Un consumidor inteligente respeta un ecosistema TI que, por la necesaria -innovación del sector, rechaza como la alergia a los monopolios. Un consumidor -inteligente nunca estará obligado a comer “de un solo plato de sopa”. Tiene -opciones y elige la que mejor se ajusta a su presupuesto y necesidades.

- ¿Necesita realmente de esa copia (legal o pirata) de Office y de Windows XP? -¿Sabe usted que existen OpenOffice (suite de productividad, gratuita) o -un sistema operativo como Linux (también gratuito), y que funcionan de manera -muy similar a Office y Windows, respectivamente? ¿Sabe que hay clientes -compatibles con el servicio MSN Messenger que le permiten recibir mensajes -instantáneos sin la publicidad que le impone T1-MSN? ¿Sabe que hay un -navegador y un cliente de correo gratuitos y más seguros que Internet Explorer -y Outlook Express (Firefox y Thunderbird, en www.mozilla.org)? -¿Sabe que siempre hay infinidad de opciones y que puede contribuir a una -innovación que beneficie a Microsoft, haciéndola una mejor compañía con -mejores productos y servicios?

- Existen, por supuesto, otros actores dominantes, más o menos visibles (o -invisibles), pero en otra ocasión comentaré esos casos.

- *Periodista especializado en temas de tecnologías de -información.
-apuertas@expansion.com.mx

Ahora ve
Uber pierde su licencia para operar en Londres
No te pierdas
×