¿Tiempos de relax o de pánico?

Todos sus miembros se muestran confiados y se apoyan en sus análisis para demostrar que no hay cris

Parece cualquier cosa menos coincidencia: últimamente todos los miembros -directivos de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) han preparado discursos -sobre el déficit de las cuentas corrientes del país (ahora en 6.3% del PIB y -en franco aumento). Y varios de ellos se han mostrado muy relajados. Sí, -admiten que la brecha es grande, pero no es culpa de su país. Un ejemplo es -Roger Ferguson (vicepresidente de la FED), quien resumió, la atmósfera: “la -sensación que tengo es que las implicaciones de los ajustes de cuentas -corrientes para el crecimiento económico y la inflación en Estados Unidos -serán benéficas”.

- Pero fuera de la FED no todos están tan tranquilos. Stephen Roach, -economista jefe de Morgan Stanley y veterano pesimista con respecto a los -desequilibrios en jul, está que echa chispas. Acusa a los directivos de la -Reserva de “intentar reescribir la macroeconomía convencional con teorías -revisionistas que distraen la atención de lo que él cree que es el verdadero -problema: las tasas de interés absurdamente bajas que hay en Estados Unidos”.

- Alan Greenspan, presidente de la FED, toma (como siempre) una postura -cuidadosamente matizada. Afirma, sin titubear, que la brecha en las cuentas -corrientes no se puede seguir ensanchando ilimitadamente, pero hace hincapié en -que hoy los mercados de capitales globales son tan grandes, integrados y -flexibles que los países pueden tener desequilibrios mayores y ser remediados -sin causar un caos económico. Las perspectivas más radicales son las de Roger -Ferguson, Don Kohn y Ben Bernanke, recientemente nombrado jefe del Consejo de -Asesores Económicos de Bush. Ellos concuerdan que está mal decir que la brecha -de las cuentas corrientes se generó en EU o que los cambios en la política -estadounidense (como un ajuste del presupuesto) serían la solución para este -problema y que no hay razón para creer que al país le espera un mal -aterrizaje. Los miembros de la FED están en lo correcto cuando demuestran la -naturaleza global de los desequilibrios estadounidenses. Los extranjeros han -estado más dispuestos a financiar los préstamos del exterior que se piden a EU -y a tasas de interés extremadamente bajas, que a invertir dentro del país. Por -lo tanto, los grandes déficits presupuestarios y la voluntad de los -estadounidenses para gastar más de lo que ganan han sostenido la economía -global.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Los miembros de la FED van aún más lejos: según el modelo macroeconómico -interno de la Reserva, Roger Ferguson afirma que hay poca evidencia cuantitativa -de que los déficits fiscales hayan provocado el déficit. Él y otros -directores citan un trabajo de investigación que hicieron sus propios -economistas, en el que se concluye que la expansión fiscal no tiene efectos -importantes en el déficit comercial.

- Aflojar la política 1% de PIB, afirma el estudio, empeora la cuenta -corriente en menos de 0.2% del PIB. Por lógica, una reducción en el déficit -del presupuesto federal tendría un impacto similarmente menor. Gracias a la -globalización de los flujos de capitales, el activo y el pasivo externo de EU -están en alza (ver gráfica). Con todo su pasivo en dólares y la mayor parte -de su activo en monedas extranjeras, EU obtiene riqueza cuando cae el dólar. -Gian Maria Milesi-Ferretti, economista del FMI, calcula que entre 2002 y 2004, -más de 75% del crecimiento de la deuda neta externa de EU fue compensada por -los cambios en el valor del activo y el pasivo externos como resultado de la -caída del dólar. Por lo tanto, un gran déficit externo no necesariamente -implica un aumento de la deuda neta externa. Un análisis de la consultora -Macroeconomic Advisers sugiere que para reducir a la mitad el déficit en 10 -años y con el crecimiento actual del PIB, sería necesario que la demanda -interna baje a 2.6% anual, más de un punto porcentual por debajo del promedio -de 1994-2004. Para los consumidores estadounidenses esto será un golpe -desagradable. Los miembros de la FED los deberían estar preparando para esto.

Ahora ve
Así lucen las gemelas de ‘El Resplandor’, de Stanley Kubrick, 37 años después
No te pierdas
×