¿Turbulencia en casa?

Las empresas mexicanas deben aprovechar los aspectos positivos de una crisis y estar listas para cua
Carlos Lukac

En México, permanentemente creemos en el espejismo de la economía indefinidamente estable o en la del crecimiento continuo. Nos rehusamos a prever una desaceleración o realizar ajustes sobre la marcha. También es poco común que las empresas tengan planes de contingencia. De hecho, cuando las crisis ocurren, muchas compañías sufren y pierden dinero porque no están preparadas para incorporar nuevas prácticas a sus estrategias de negocio.

- -

De ahí que las firmas nacionales, con el fin de prepararse y mantenerse alertas ante los avisos de una tormenta, deban desarrollar una táctica de crecimiento que les permita maximizar su potencial, así como elaborar programas de acción que les concedan –durante una crisis– minimizar el daño y maximizar oportunidades.

- -

El plan de contingencia no incluye únicamente aspectos financieros y operativos. No es sólo buscar solidez económica y álgidas estructuras de costos, sino también contar con herramientas para aprovechar la coyuntura antes de una tormenta y reforzar la posición competitiva de la compañía una vez que los problemas terminen. Para lograrlo, las alianzas o los socios estratégicos pueden ser de gran ayuda.

- -

Tal es el caso de FEMSA, organización que buscó una alianza con Labatt Brewing Company Limited Canada en el negocio de la cerveza durante el periodo inmediato al cambio de gobierno de Carlos Salinas a Ernesto Zedillo, previendo un posible ajuste sexenal. Aprovechando la coyuntura de un peso fuerte, la firma concretó dicha transacción a mediados de 1994. No obstante, los términos del contrato difícilmente se hubieran podido conseguir si la negociación se hubiera efectuado seis meses después.

- -

Explotar los aspectos positivos de la inestabilidad económica requiere proactividad en medio de la tormenta. En época de crisis, algunas empresas en México aprovechan esos momentos para fortalecerse y hasta para aumentar su posición de mercado. Por ejemplo, Grupo Carso tiene una larga historia de adquisiciones de compañías subvaluadas o en problemas. También sabe disminuir costos dramáticamente y transformar a las firmas adquiridas en organizaciones altamente rentables. De hecho, varias de sus compras ocurrieron en tiempos de incertidumbre.

- -

Sin embargo, para lograr lo anterior, se requiere una clara perspectiva de la situación. Estar consciente de oportunidades de compra y, por supuesto, tener los recursos financieros para realizar las adquisiciones. Otro ejemplo de proactividad es United Parcel Service (UPS) de México. En 1995 la firma de mensajería invirtió en capacitación de personal, tecnología y modernizó el despacho aduanero para asegurar la puntualidad del servicio. Sus acciones buscaban un objetivo: aumentar su participación en el sector de las exportaciones. Así, a pesar de la contracción del mercado, la empresa obtuvo mejores resultados que en años previos a 1995.

- -

En México, como sucede en casi todo el mundo, después de la tormenta sale el sol, pero en contraste con otros países, las crisis económicas nacionales –particularmente la de finales de 1994– ofrecen una recuperación rápida. Es decir, a pesar de que los indicadores actuales no llegan a los niveles previos a la crisis que estalló en el sexenio de Zedillo, la tendencia negativa se revierte en un tiempo relativamente corto. Es más, se puede dibujar la inestabilidad del 94 como una "V", mientras que en otros países la forma es más parecida a una "U".

- -

Al fraguarse una desaceleración económica, las compañías mexicanas frenan su actividad lentamente. Pero si permanecen en ese estado por mucho tiempo, sus competidores las pueden rebasar. McDonald’s comenzó operaciones en el país con más de 110 restaurantes en 1995 y finalizó ese año con 132 locales. Para lograrlo, disminuyó sus costos en 10%; redujo los desperdicios y elaboró un plan para trabajar estrechamente con los proveedores.

- -

La firma estaba convencida de que la contracción del mercado mexicano era coyuntural, y que debía continuar con sus metas de negocio para asegurar su participación de mercado. En otras palabras, a pesar de las circunstancias negras y lluviosas, las empresas en México también pueden "remontar en un descenso".

- -

Carlos Lukac es director de Bain & Company México.

-

Ahora ve
Historias de abuso sexual que han sacudido al mundo del entretenimiento
No te pierdas
×