¿Un nuevo asesor de negocios?

Los contadores mexicanos buscan una imagen acorde con las circunstancias actuales de la empresa
Joaquín Gómez Alvarez

El Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM) evoluciona y trabaja para que la profesión de sus miembros se valore en su justa dimensión, para que sobresalga en el entorno productivo actual. Por ello, los profesionales ahí agrupados impulsan la eficacia y rentabilidad de la pequeña y mediana empresas, así como el alto rendimiento de las corporaciones y grupos multinacionales. Este organismo, constantemente, enfrenta retos que configuran su terreno de acción.

-

El contador público colegiado, según nuestra creencia, debe ofrecer un servicio con valor agregado. Una actitud y desempeño que lo identifique como un profesional integral, como una persona con visión periférica de los negocios.

-

El Tratado de Libre Comercio (TLC) y la globalización de los mercados, así como el avance de la comunicaciones y los cambios sorprendentes en la tecnología, impactaron profundamente a las empresas. Como reacción, las organizaciones transforman la mayoría de las profesiones para que satisfagan sus necesidades principales. Esa actitud representa un reto para la supervivencia de todas las actividades profesionales.

-

Los contadores públicos evolucionaron al ritmo de la sociedad para convertirse en auténticos asesores de negocios. Abandonaron el papel de registradores de eventos económicos y ya no es posible imaginar la existencia sólida de una empresa sin su intervención constante.

-

Las actividades que desarrollan no sólo son contables y fiscales, sino de carácter financiero y administrativo. Su participación coadyuva al difícil proceso de toma de decisiones que continuamente ejercen los administradores. Así protegen la inversión de los accionistas y defienden su característica  como asesor de negocios.

-

Pasaron 50 años para que los contadores se distinguieran de otras profesiones; con esfuerzo crearon y aumentaron el nombre de dicha actividad. Las repercusiones del esfuerzo son reconocidas a escala nacional e internacional.

-

De hecho, el CCPM aparece como uno de los primeros organismos nacionales que operan bajo un código de ética profesional. En todo momento, los miembros del colegio aplican sus conocimientos en forma institucionalizada, autorregulada y técnica.

-

En el campo internacional, el colegio participa en la International Federation of Accountants (IFAC), el International Accounting Standards Committee (IASC) y la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC). Una intervención global que, probablemente, ningún otro gremio profesional logra todavía.

-

Otro aspecto importante –y vital para nuestro ejercicio– es que el CCPM concluyó el proceso de certificación para contadores públicos previsto en el TLC. Son más de 1,500 profesionales mexicanos calificados. Medio siglo de vida representa un camino lleno de trabajo.

-

Hoy día, gracias a las tareas realizadas, tenemos una profesión compacta, preparada para recorrer el difícil camino de la asesoría en los negocios: un valor agregado que la contaduría pública prestará a la sociedad mexicana.

-

Los cambios y exigencias que traerá consigo el milenio próximo ya no son un reto futuro, son una realidad vivencial.

-

Historia breve
El Colegio de Contadores Públicos de México nació en 1949 al publicarse la Ley de Profesiones y hacerse obligatorio el registro colegiado profesional. No obstante que el Instituto Mexicano de Contadores Públicos existía desde 1917.

-

Formalizado en 1923 como el Instituto de Contadores Públicos Titulados de México, el CCPM nació por un mandato legal, adoptando una estructura y funcionalidad dictadas por la Ley con normas regidas y con un reconocimiento gubernamental que le atribuía facultades de órgano de consulta del gobierno.

-

Con la creación de la Dirección de Auditoría Fiscal Federal y del dictamen fiscal en 1959, la membresía aumenta por ser obligatorio el registro del contador en un colegio para poder dictaminar.

-

Actualmente, el CCPM crece, no sólo en socios y en instalaciones, sino también en prestigio, conocimientos y dinamismo para lograr una profesión que supere los retos que exige la transformación de las empresas e instituciones del país. El objetivo: crear un México más próspero.

-

El autor es presidente del Colegio e Contadores Públicos de México (CCPM), institución que cumplió 50 años de existencia en junio.

Newsletter
Ahora ve
Reino Unido descarta cambios en el nivel de alerta antiterrorista
No te pierdas