Y Dios creó a la mujer...

-
Jose Ruiz-Tagle

Adornan cuerpos esculturales, pero también menos bellos. Los hay de todas -formas y colores y parecen reducirse a medida que pasa el tiempo. Hacen las -delicias de más de uno.

- El 30 de junio de 1946, el atolón de Bikini, situado en el Pacífico Sur, -fue víctima de la primera bomba atómica lanzada después de la Segunda Guerra -Mundial. 18 días después, el ingeniero parisino Louis Reard escandaliza a -medio mundo presentando un nuevo traje de baño de minúsculas proporciones que -será adoptado para siempre por la mujer. Su nombre, muy ad hoc: bikini.

- A un paso del siglo XXI, el bikini no sólo no ha perdido su fuerza sino que -se impone como la tenue de bain por excelencia ante las miradas impotentes de -quienes lo condenaron y lo condenan.

- Y es que a pesar de que hoy en día el deux piéces resulta de lo más común -en playas y piscinas de occidente, en su día causó un gran revuelo. Porque -aunque para los hombres sea una razón más para acudir a la playa, su -importancia no es simplemente estética: el bikini simboliza para todos la -evolución hacia la moral moderna. No es entonces una casualidad que en 1951, -después del certamen de Miss Mundo, la nueva vestimenta fuera ferozmente -prohibida.

- Lo cierto es que el bikini llegó para quedarse y los modelos y formas -diferentes son el goce de diseñadores, modistas, clientes y voyeurs... y las -versiones abundan. En los 60, más audaz que su predecesor, el diseñador Rudi -Gernreich lanza el monokini; con él nace el topless y se incrementan los -dolores de cabeza del Vaticano, que no puede evitar, a pesar de sus fervientes -críticas, que se vendan en Europa 3,000 de ellos en menos de una temporada. ¿Y -qué decir de la tanga, invasora implacable de las playas de Río de Janeiro o -Saint Tropez? Aparecen en los 70 y aunque no llevan la comodidad por bandera, su -éxito es indiscutible.

- Hay quienes afirman que el fenómeno tiene una explicación más que -elemental: es el caso de Adriana Poirier, coordinadora de modas. Según ella, -“el bikini tiene el éxito que tiene porque a los hombres les gusta y la mujer -se siente sexy”. ¡Así de simple! Pero... ¿no se trataba de un símbolo de -la liberación sexual?

- Como en todo, hay diferentes opiniones. A sus 33 años, Raúl, administrador -de empresas, no se muere necesariamente por el reducido atuendo. “No creo que -sea verdad que los hombres prefiramos el bikini. A mí, en lo personal, me -parece que si una mujer tiene un cuerpo bonito, le queda mejor el traje de -baño... quizá porque deja que la imaginación trabaje... Además, un traje de -baño completo permite que la mujer se mueva cómodamente en la playa o la -alberca: que haga deporte, que se sienta a gusto... eso es mucho más agradable -que pasar la tarde con una niña que no se puede mover por lucirse”, concluye.

- Para Poirier, la elección del “modelito” depende de otros factores: “Cualquier -mujer puede ponerse un bikini, depende de la dignidad y el pudor de las -personas. A mí me parece muy feo ver a una mujer con estrías, cicatrices, -etcétera... pero depende de cada una.”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- En resumen: lo importante es el gancho. Si no que pregunten a los fans de -Guardianes de la Bahía... ¿extraña poder deleitarse con el ombligo de las -prominentes salvavidas?

- Luego, están los nada despreciables colores... y su significado. El negro -resulta ser el número uno entre las preferencias masculinas: elegante, pero -también símbolo del erotismo. El rojo y los colores luminosos ocupan, del -mismo modo, un lugar privilegiado en el ranking, como si propiciaran el -acercamiento; y el eterno blanco no se queda atrás (¿será la inocencia o la -transparencia?)

Ahora ve
La violencia contra el gremio en México unió a 32 medios de comunicación
No te pierdas
×