Y la basura se hizo luz

La regia Bioenergía comprobó que los rellenos sanitarios son muy rentables, pero el gobierno parec
Alejandra Xanic

En Monterrey generan luz hasta con la basura. Bioenergía de Nuevo León es una compañía montada sobre el oloroso relleno sanitario de la ciudad. Su negocio consiste en obtener electricidad a partir del gas que se produce en la pudrición de los desperdicios y venderla con un descuento a los municipios de la ciudad.

- Se trata de una empresa como hay pocas en el mundo. Aprovecha el metano, un gas de efecto invernadero que contaminaba el aire regio. Además financia el cuidado de un bosque, para compensar por el bióxido de carbono -(CO2) que emana del tiradero y vende la luz a un precio 10% menor al de Comisión Federal de Electricidad -(CFE).

- La generadora es el resultado de un proyecto que desarrolló el Banco Mundial. Y encendió motores en septiembre de 2003. La Secretaría de Desarrollo Social la presume por todos lados y la quiere replicar en ciudades, tales como Tijuana, Guadalajara, y Ciudad Juárez.

- Sin embargo, hay una serie de problemáticas en el marco jurídico para implantar proyectos de este tipo. Según, el presidente de Bioenergía, Jorge Gutiérrez Vera, existen medidas oficiales impuestas por la Secretaría de Energía que hacen tropezar el futuro del proyecto y la viabilidad de más inversiones como ésta.

- Explica que el gobierno determinó en 2001 dar un tratamiento especial a quienes generen energía a partir de fuentes renovables, como el viento y el sol, pero dejó fuera al biogás. Otro de los obstáculos centrales es que la -CFE no tiene autorización para comprar la energía generada del proceso de producción de biogás, ya que este combustible no está tipificado como energía renovable. De ahí que el reto principal es convencer a las autoridades para hacer cambios al marco jurídico para legislar sobre el biogás y de esa forma permitir a la -CFE comprar los excedentes de energía.

- Bioenergía enciende 80% de las luminarias de la ciudad, pero no surte al Metro y a las oficinas de Gobierno como se previó originalmente. “Es justo que Bioenergía reciba un mejor trato”, reconoce Carlos Domínguez, que encabeza la Comisión Nacional para el Ahorro de Energía (Conae). Según Domínguez, en otros países hay una política de -fomento a quienes usan fuentes renovables de energía, lo que no existe aquí. “Se trata de política pública. ¿El país quiere o no promover energías renovables?”

- Según Domínguez estas plantas son indispensables, ya que además de que se aporta de energía, disminuye -la contaminación y el costo de facturación de luz de los ayuntamientos. Tan es rentable que la planta de -Monterrey redujo la contaminación del aire tanto como habría causado el retiro de 90,000 autos, presume Gutiérrez Vera. “A todo mundo le fascina este proyecto pero, para ser muy sinceros, no creo que tengamos apoyo de nadie”, concluye.

Newsletter
Ahora ve
El GPS, con efectos secundarios en el cerebro
No te pierdas