Y no pasa el camión

Contra lo que dice el DF, aún existen problemas de la Ruta 100.
Marisol Rueda

Con los recientes acuerdos firmados entre el gobierno de la Ciudad de México y los ex trabajadores de Ruta 100, la administración capitalina dio por terminado el conflicto que se suscitó cuando la paraestatal se declaró en quiebra en abril de 1995.

- Sin embargo, la autoridad no previó los problemas de las empresas sustitutas. Leonel Villafuerte, directivo de Autobuses Metropolitanos 101 (AM101) explica que aún no ha podido iniciar operaciones pues carece de autobuses y eso que la empresa –una de las cuatro formadas por ex trabajadores de la Ruta 100– tiene permiso desde hace cuatro meses.

- En mayo de 1996, los ex empleados de Ruta 100 se unieron para crear nuevas empresas.  Entregaron 30% de su liquidación para crear las firmas Servicios Metropolitanos 17 de marzo, Autotransportes Urbanos Siglo Nuevo y Sistemas de Transportes en Taxis, las tres dirigidas por el ex líder sindical Ricardo Barco. El inicio de operaciones vino acompañado de desconfianza, bajos salarios, falta de prestaciones de ley y acusaciones de nepotismo, lo que llevó al rompimiento de relaciones entre las tres empresas.

- Tras entablar un proceso jurídico para recuperar su inversión inicial, Villafuerte y un grupo de trabajadores conformaron Autobuses Metropolitanos 101 (AM101), la cual se adjudicó la explotación de 180 autobuses, seis rutas y 400 concesiones para taxis.

- Sin embargo, dos años después de separarse del grupo dirigido por Barco no han recibido los recursos que entregaron, que  ascienden a $40 millones de pesos y se encuentran en un fideicomiso en el Banco IXE.

Ahora ve
Las FARC oficializan su paso de guerrilla a partido político
No te pierdas
×