Y si Adelita... pudiera clonarse

-

Clonarse a escala sí es posible. Lo demostró el malévolo doctor Evil en la serie de Austin Powers, y lo garantizan quienes se dedican a diseñar muñecos que reproducen a una persona en un momento irrecuperable de su infancia o juventud. Los interesados deben mandar a estos genios de la copia una breve descripción de sí mismos, fotografías —y si se puede también video— que muestren sus diferentes ángulos y actitudes, sus gustos, su ropa y accesorios favoritos, así como la ocasión del retrato.

-

Polina por ejemplo, crea muñecas-novias, con todo y vestido, para quienes quieren conservar su imagen intacta del día de su boda. Los precios parten de $800 dólares.

-

En este ramo, la compañía American Girl es todo un ejemplo de mercadotecnia. Después de varios años de vender por catálogo, abrió en Chicago American Girl Place, una tienda para niñas de entre siete y 12 años, que ofrece una colección de muñecas de diferentes etnias y nacionalidades. De Estados Unidos hay seis diferentes: hispana, asiática, negra, pionera, colonial y anglosajona. Además, tienen 20 tipos de muñecas con combinaciones de color de ojos, piel, pelo, rasgos étnicos…, para que las chiquillas diseñen una que se les parezca lo más posible. Se pueden adquirir también muebles y accesorios miniatura, así como ropa igual a la que las niñas usan. Comprar

-

la línea completa de una muñeca supera los $900 dólares. Dentro de la tienda hay un centro de diversiones y un café (con meseros reales), donde las pequeñas clientas pueden convivir “con sus hijas”, tomar el té y aprender las reglas de etiqueta.

Ahora ve
No te pierdas