Ya no hay empresarios como Azcárraga

-
RM

Las ventas del libro Emilio Azcárraga y su imperio Televisa sobrepasaron las expectativas de sus editoriales (Raya en el Agua y Grijalbo), que en sólo dos semanas distribuyeron 47,000 copias. Los autores, Claudia Fernández y Andrew Paxman, hablan de algunos de sus hallazgos.

- ¿Qué se ha destacado en la prensa de su libro y qué aspectos les gustaría que se destacaran más?
Claudia Fernández: La prensa se ha abocado más a las partes en las que hablamos de la vida privada de Azcárraga y no se ha detenido a analizar lo que aportó como empresario.
Andrew Paxman: Algo que enfrentamos durante la investigación fue que, sobre todo en los años 70 y 80, muchas fuentes escritas en México tomaban una posición anticapitalista, izquierdista.
CF: Ahora investigadores como Fátima Fernández reconocen que habría que revisar esos estudios de la Televisa de los años 70 y 80. Se dan cuenta que la empresa hizo más aportaciones. Nosotros quisimos incorporar también los lados positivos de Televisa y que los lectores sacaran sus conclusiones.

- ¿Qué balance final puede hacerse de la labor del Tigre?
CF: Concluimos que Azcárraga había sido un buen empresario, con una gran visión y un sexto sentido agudizado para los negocios. Pero tenía también muchas fallas, que lo metían a veces en problemas, por confiar en su intuición. Cuando él muere, Televisa tenía una nómina de 20,000 empleados y 46 vicepresidentes. Le hereda al hijo una deuda personal de $1,400 millones de dólares, más los pasivos de la empresa.

- ¿Qué otro personaje mexicano ven tan fascinante como Azcárraga?
CF: No encontramos alguien con el encanto y carisma de Azcárraga. Cuando le preguntaban por qué no se lanzaba como presidente, contestaba “qué voy a ser presidente si puedo ser vicepresidente vitalicio”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- ¿Qué pasó cuando Televisa trató de impedir la llegada de Multivisión?
CF: Multivisión obtuvo la concesión en 1984 y no pudo operar hasta 1989, porque Televisa interpuso un amparo que fue y vino con argumentos muchas veces absurdos. Este hecho habla de esa influencia que muchas veces no se explica. La explicación que dio el entonces presidente (Miguel de la Madrid) a Joaquín Vargas, fue: “Televisa es muy importante para mí”. Azcárraga sabía jugar a la política.

- Dicen que Televisa ha servido como un coto al imperialismo. ¿Por qué?
AP: En la mayoría de los países, los programas incluyen un gran porcentaje de producciones estadounidenses. En México no. Eso es lo bueno. Lo malo es que de los 20 programas preferidos, la mayoría son telenovelas muy tontas. Tal vez ese sea uno de los secretos del éxito de Televisa, repetir el mismo cuento de hadas año tras año. La televisión mexicana ha rehusado tomar un papel más formativo. No muestra que una mujer soltera de clase trabajadora pueda subir niveles sociales por su esfuerzo, sin enamorarse de un rico. Ha jugado un papel en mantener una estructura de rígida división de clases.

Ahora ve
La violencia contra el gremio en México unió a 32 medios de comunicación
No te pierdas
×